PSOE y PP aprueban la reforma sobre el Estatuto de Valencia en la Comisión Constitucional

Actualizado 02/02/2006 21:22:12 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Constitucional dio luz verde al proyecto de reforma valenciano, una reforma respaldada por un 95 por ciento de las Cortes autonómicas y que suponía el primer pacto en materia estatutaria de socialistas y populares, tan distantes en otros asuntos. El portavoz del PP en la Comisión, Federico Trillo (en la imagen), calificó de "decisión salomónica" la solución pactada para salvar el pacto estatutario, y añadió que el porcentaje para entrar en las Cortes valencianas -que actualmente se sitúa en el 5 por ciento- quedará establecido en la Ley Electoral. Así, según dijo, se acordó que esa ley tendrá que cambiarse con el mismo acuerdo PP-PSOE, es decir, con dos tercios, en lugar de los tres quintos que ahora son necesarios.

Así, el PSOE y el PP ratificaron hoy en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados su acuerdo en torno al Estatuto de la Comunidad Valenciana. Socialistas y populares zanjaron las diferencias que les habían separado hasta la madrugada de la noche anterior y pactaron la retirada de la reforma de la barrera electoral, pero se conserva en el texto la definición del valenciano como 'lengua'. Ambos partidos se congratularon por el acuerdo alcanzado y tanto uno como otro recalcaron los esfuerzos realizados para llegar al consenso final. En la Comisión, la retirada de la barrera electoral se realizó mediante un astuto movimiento político-jurídico, que llevó a las minorías a acusar de fraude a PP y PSOE.

El secretario general del PSOE en la Comunidad Valenciana, Joan Ignasi Pla, explicó que los socialistas decidieron "mantener en sus término" el artículo relativo al idioma para salvar el pacto alcanzado en mayo pasado. Así, señaló que la barrera electoral se sacará del Estatuto "una norma que tiene afán de perdurar en el tiempo" y que se llevará a la Ley Electoral, susceptible de ser modificada más adelante.

BATALLA POLÍTICA EN LA COMISIÓN

La eliminación de la barrera electoral conllevó que CiU, IU, EA, PNV y ERC, acusaran a las formaciones mayoritarias de uso indebido de las reglas parlamentarias. Como PP y PSOE ya no tenían enmiendas a debate, pues las suyas se habían incorporado en la Ponencia, necesitaban utilizar alguna de las enmiendas 'vivas' de otros grupos para someter a votación su propuesta conjunta de sacar esa barrera electoral del Estatuto.

La discusión se enzarzó en torno a si esa propuesta nueva, denominada transaccional, podía ser impulsadas sin el conocimiento o acuerdo con el proponente original, los grupos minoritarios en este caso. Tanto Izquierda Verde (IU-ICV) y ERC, como CiU y EA, se negaron a ser utilizados para introducir un cambio que no les satisface e incluso optaron por retirarlas.

Consultado el presidente del Congreso, Manuel Marín, y los servicios jurídicos, Guerra explicó que las enmiendas transaccionales son admitidas y votadas si "tienden a alcanzar un acuerdo por aproximación" al texto de la enmienda original. El PSOE se escudó en que, al inicio de la sesión de hoy, las enmiendas estaban vigentes y que, una vez defendidas, podían ser utilizadas para promover una transaccional, que cobra después, a su juicio, vida propia en el trámite parlamentario.

En este caso, la transaccional fue presentada en relación a enmiendas "presentadas antes y antes de que fueran retiradas", insistió Guerra. "Por tanto, los requisitos reglamentarios se ven cumplidos", manifestó.