El PSOE promete dar prioridad a la reforma de la financiación de partidos y ve "necesaria" la "aceptación" del PP

Actualizado 28/12/2006 15:10:26 CET

La "percha" será la propuesta de ERC que el Congreso admitió a trámite hace un año y a la que se presentaron enmiendas en junio

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PSOE confirmó hoy su intención de "dar prioridad" en los primeros meses de 2007 a la reforma de la Ley de Financiación de Partidos, que viene siendo reclamada por el Tribunal de Cuentas desde hace años y que fue uno de los compromisos del presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Eso sí, los socialistas aseguran que se necesitará "la aceptación" del PP, que ya dio su visto bueno hace un año a uno de los principales escollos: la prohibición de las donaciones anónimas.

Según explicó el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Julio Villarrubia, la "percha" de la negociación será la proposición de ley que presentó en su día ERC, que hace un año fue tomada en consideración por unanimidad en el Pleno del Congreso, y a la que se presentaron enmiendas parciales el pasado mes de junio.

NI DONACIONES ANÓNIMAS NI DE EMPRESAS

Esta iniciativa de los republicanos regula dos vías de financiación a los partidos: las aportaciones públicas para su funcionamiento, los procesos electorales y sus grupos parlamentarios, y las donaciones privadas, que deberán proceder de personas físicas (no empresas), que no podrán ser anónimas y que no excederán de 30.000 euros anuales para un mismo contribuyente, con posibilidad de desgravar.

Esa prohibición de las donaciones anónimas es uno de los puntos que había hecho imposible la reforma, pues las formaciones de izquierda (PSOE, ERC e IU-ICV) chocaban con las resistencias del PP y de los nacionalistas catalanes y vascos, principales beneficiarios de esta vía de financiación. Sin embargo, en el debate de hace un año el PP anunció la aceptación de la supresión de las donaciones anónimas, en aras del consenso.

EN ENERO, NEGOCIACIONES.

Aún así, la reforma no se aceleró, sino que tuvieron que pasar seis meses hasta que los grupos presentasen en junio sus enmiendas parciales a la propuesta de ERC. Y pese a estar publicadas las enmiendas, la Ponencia no ha llegado a constituirse, con lo que el debate sigue sin tener fecha.

Villarrubia aseguró hoy en rueda de prensa que esta reforma se empezará a discutir en enero y que será una "prioridad absoluta" para el PSOE, si bien no adelantó la posición de los socialistas por "cortesía" con con sus interlocutores.

Eso sí ya adelantó que "la aceptación" del PP, como primer partido de la oposición, será "necesaria" para acometer con éxito la reforma. "Nuestra labor será tejer el consenso", apostilló.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies