El PSOE quiere que Rajoy exija a Trump "respeto" para los mexicanos

Alfonso Dastis en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 07/02/2017 19:10:35CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha pedido al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, que en la conversación telefónica que mantendrá este martes con el presidente de EEUU, Donald Trump, le exija que trate con "respeto y dignidad" al pueblo mexicano.

En la sesión de control al Gobierno en el Senado, el portavoz de Exteriores del Grupo Socialista, Andrés Gil García, ha advertido al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, que su defensa de actuar con prudencia ante las primeras y polémicas medidas de la Administración Trump puede ser interpretada como "sumisión" o "complicidad" con esas decisiones.

En su respuesta, Dastis ha confirmado la firme determinación del Gobierno español de mantener e incluso "profundizar" las "sólidas relaciones" con EEUU. Y para ello es necesario abrir "canales de diálogo franco y constructivo" con la Administración Trump para poder hablar de manera franca de aquellas cuestiones en las que ambos países estén "en desacuerdo".

Gil García le ha espetado al ministro que el Grupo Socialista no quiere ser "cómplice" de un presidente que fomenta la "xenofobia" y el "odio", que desprecia los derechos de las mujeres, que va a construir un "muro de la vergüenza con México" y que desafía de manera "constante" la legalidad internacional.

En su réplica Dastis ha insistido en que los desacuerdos se resuelven "hablando" y ha querido dejar claro que el Gobierno español ha expresado a México su "indudable solidaridad" y se ha puesto a su disposición para contribuir en la medida de sus posibilidades a restablecer la confianza entre México y EEUU.

"México sabe que puede contar con España para cualquier iniciativa encaminada" a ese fin, ha dicho Dastis, a quien le consta que sus colegas de EEUU y México, Rex Tillerson y Luis Videgaray, respectivamente, están hablando entre ellos.

España, ha añadido Dastis, "no va a renunciar" a la defensa de la libertad de movimientos de personas y bienes a nivel internacional porque cree que el mundo va en esa dirección e intentará convencer a otros países, incluido EEUU, de que "la mejor manera de organizarse y adecuar la respuesta a un flujo excesivo de inmigrantes en trabajando con los países de origen y de tránsito asegurando que se convierten en países estables y seguros".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies