El PSOE ve "hipócrita" que Aznar se convierta ahora en el "gran defensor" del Rey, al que "marginó" cuando gobernaba

Actualizado 05/10/2007 16:35:35 CET

López Garrido asegura que la Monarquía está "suficientemente protegida y consolidada"

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, denunció hoy a la "profunda hipocresía" de la que, a su juicio, hace gala el ex presidente del Gobierno José María Aznar al convertirse ahora en el "gran defensor del Rey" cuando, durante su mandato, "marginó a la Jefatura del Estado en la representación de España en el exterior".

López Garrido respondía así, en una rueda de prensa en la Cámara Baja, a las declaraciones realizadas anoche por el también presidente de Honor del PP, en las que acusó al Ejecutivo de "inhibirse" y no defender a los Reyes de los ataques que han recibido en las últimas semanas.

Para el dirigente socialista es "realmente sorprendente" que Aznar, quien "precisamente no defendía al Rey durante su mandato" salga ahora a apoyar a la Monarquía cuando. "Es de una profunda hipocresía", denunció.

Además, López Garrido aludió a las críticas que Aznar dedicó a la política exterior de Zapatero y lo hizo para acusarle de "actuar como no debe hacerlo un ex presidente del Gobierno" porque, desde su punto de vista, lo que busca con sus reflexiones es "debilitar la posición de España en el mundo".

"Aznar mezcla a España sistemáticamente con sus intereses privados", enfatizó el portavoz socialista, quien admitió que el ex presidente tiene derecho a dedicarse a "los negocios y las influencias" una materia de la que, según dijo, "seguramente aprendió" durante la guerra de Iraq que, tal y como ha reconocido el ex presidente de la Reserva Federal estadounidense Alan Greenspan, se hizo por "intereses petroleros".

En este sentido, reclamó al ex presidente del Gobierno que deje de hacer lo que "hace realmente bien", que es "tergiversar la realidad" y utilizar a España en su beneficio pronosticando "crisis y catástrofes".

LA MONARQUÍA, MUY APRECIADA.

En otro momento de su comparecencia, López Garrido fue preguntado sobre si considera conveniente cambiar la ley para reforzar la protección a la Corona. A su juicio, en este momento la institución monárquica no sólo está "sólidamente consolidada" sino también suficientemente protegida por las leyes.

Así, recordó que, por ejemplo, los artículos de la Constitución que afectan a la Corona requieren "mayorías muy especiales" para ser reformados y que el Código Penal incluye delitos específicos contra la institución monárquica.

"La Corona no es sólo un símbolo de la forma de Estado, sino que encarna la Jefatura del Estado y desde hace 30 años ha cumplido una función representativa, de referencia y autoridad moral, estabilidad e imparcialidad", enfatizó, para destacar después que en España, al contrario que en otros países europeos, la Monarquía es "apreciada muy mayoritariamente".

En su opinión, "el hecho de que haya personas que expresen su opinión al respecto es propio de un país democrático", y, si esas manifestaciones "se hacen infringiendo la ley, atentado a la dignidad de la Jefatura del Estado o cometiendo delitos, ahí están los jueces para actuar en consecuencia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies