El PSPV afirma que el gasto en altos cargos con el Gobierno de Camps se ha incrementado en cerca de tres millones

Actualizado 05/10/2007 17:42:01 CET

VALENCIA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario socialista en las Corts Valencianes manifestó hoy que el gasto en altos cargos y personal eventual de la Generalitat con el Gobierno de Francisco Camps se ha incrementado en cerca de tres millones de euros y, al respecto, indicó que el actual jefe del Consell "no sólo no ha llevado una política restrictiva" en esta materia sino que continúa aumentando estas contrataciones y "ha superado el momento de máximo esplendor" del ex presidente Eduardo Zaplana.

Así se pronunciaron hoy en rueda de prensa la portavoz adjunta del PSPV Carmen Ninet y la portavoz de este grupo en la comisión de Gobernación y Administración Local de la Cámara, Josefa Andrés, quienes avanzaron también que una vez se recoja la relación de altos cargos en los Presupuestos de la Generalitat para 2008 y puedan conocer con exactitud su número, los socialistas solicitarán la comparecencia en las Corts del conseller de Gobernación, Serafín Castellano, para que informe sobre los nombramientos.

Ninet explicó que el número de altos cargos y personal eventual ha pasado de cien con el gobierno socialista de Joan Lerma, a 156 con Zaplana, 234 en 2004 y desde la constitución del nuevo Consell, la cifra asciende a 276 --124 altos cargos y 152 de personal eventual. Andrés apuntó que, según datos del Diari Oficial de la Comunitat, en la actual legislatura se han producido hasta el momento 109 nombramientos y 94 ceses de altos cargos, en tanto que los nombramientos de personal eventual ascienden a 90 y los ceses a 16.

Según los socialistas, a octubre de 2007, en Presidencia existen 23 altos cargos, 4 en la Vicepresidencia primera, 11 en la Conselleria de Economía, 6 en Inmigración, 7 en Industria, 9 en Bienestar Social, 9 en Medio Ambiente, 6 en Infraestructuras, 8 en Cultura, 11 en Educación, 6 en Sanidad, 6 en Gobernación, 7 en Agricultura, 7 en Justicia y 4 en Turismo.

En cuanto al personal eventual, las 152 personas contratadas se reparten entre 49 en Presidencia, 11 en Vicepresidencia, 15 en Economía, 6 en Inmigración, 5 en Industria, 3 en Bienestar Social, 21 en Medio Ambiente, 5 en Infraestructuras, 11 en Cultura, 5 en Educación, 4 en Sanidad, 5 en Gobernación, 4 en Agricultura, 5 en Justicia y 3 en Turismo.

Andrés señaló que el 53 por ciento de las personas que ocupan estos puestos en el Gobierno de Camps son de libre designación, lo que, a su juicio, incide en la "provisionalidad" de los cargos y supone un "incumplimiento" de los principios de igualdad, mérito y capacidad que determina la ley de la Función Pública para acceder a la Administración.

La diputada indicó que el crecimiento de altos cargos del nuevo Consell de Camps con respecto a 2006 es de seis personas, al pasar de 118 a 124, lo que supone un porcentaje de 4,80 por ciento, y de 32 contratados como personal eventual, que pasan de 120 a 152, un 21,05 por ciento más. Los altos cargos en 2004 eran 122 y el personal eventual ascendía a 112, según señaló.

PESO DE PRESIDENCIA

Además, incidió en el "peso" de Presidencia y la Vicepresidencia primera del Consell en el Gobierno en cuanto a la concentración de altos cargos --un 31,53 por ciento--, con 87 contratados de los 276 que componen el total del Ejecutivo, algo que, para los socialistas, demuestra que continúa "la desconfianza de Camps hacia el resto" de su Ejecutivo.

Ninet incidió en que el Consell también debe aportar los datos correspondientes al "aparato de empresas públicas y fundaciones" con las que los populares "intentan escaparse del control público", al tiempo que señaló que en los presupuestos de la Generalitat de 2008 se deben concretar los nombramientos para conocer el montante económico que representan.

Al respecto, Andrés apuntó que el gasto en personal eventual y altos públicos ascendió en 2006 a cerca de 12 millones de euros --7,5 millones en altos cargos y 4,5 millones en personal eventual--, a los que hay que sumar las incorporaciones al nuevo Consell realizadas hasta la fecha, así como el incremento de salarios, apostilló.

La parlamentaria precisó que su grupo no ha cuantificado el aumento de los costes porque los nombramientos todavía no han concluido, dijo, si bien lo situó en cerca de tres millones de euros. En 2004, el gasto en altos cargos fue de 6,6 millones y en personal eventual ascendió a 3,5 millones de euros.

Ninet señaló que la "descompensación importante" existente entre ceses y nombramientos en el actual Gobierno popular "viene a certificar que aquello que anunciaban como primera línea de gobierno de ahorro y austeridad ha desaparecido como si de un Triángulo de las Bermudas se tratara".

También afirmó que el aumento de altos cargos no ha supuesto mayor calidad de la gestión ni de las prestaciones de la Generalitat "sino que sólo sirve para mayor gloria y boato de Camps" y supone un "aparato de propaganda para ayudar a Mariano Rajoy con el bolsillo de los valenciano". El PSPV instó a "poner freno" a esta situación, al tiempo que censuró que en el Gobierno de Francisco Camps "no hay programa" sino "redactores de grandes intenciones" que consisten "en no dar respuesta" a las cuestiones que se le preguntan en las Corts y a "contarnos lo de Francisco en el País de las Maravillas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies