Puig (CDC) no descarta elecciones catalanas anticipadas en función del desenlace de la financiación y el Estatut

Actualizado 16/08/2008 13:38:11 CET

Cree que las 'líneas rojas' de ERC están "para ser pisadas" y desearía que ICV dejara de tener "dependencia" del PSC

BARCELONA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario general de CDC, Felip Puig, no descarta la posibilidad de que las elecciones autonómicas en Cataluña pueden anticiparse en el año 2009, en función de si el Tribunal Constitucional (TC) emite una sentencia del Estatut que recorte el texto, o de que no haya un nuevo modelo de financiación autonómica que de cumplimiento al Estatut.

Pese a ello, advirtió que esta convocatoria electoral dependería de las "expectativas" electorales del PSC, y no de la "inestabilidad" que puedan introducir sus socios, ERC e ICV-EUiA.

En una entrevista de Europa Press, Puig consideró que las 'líneas rojas' que marcó el presidente de ERC, Joan Puigcercós, tras ser elegido por los militantes del partido están "para ser pisadas". Al mismo tiempo, expresó su deseo de que ICV se comporte como Ezker Batua Berdeak (EBB), la denominación de IU en Euskadi, que desde hace dos legislaturas gobierna en coalición con los nacionalistas del PNV y EA, y no tiene "dependencia" de la línea marcada por los socialistas.

Al preguntársele sobre futuros pactos que alcanzaría CiU en un futuro para volver a gobernar la Generalitat, expresó su apuesta por un gobierno "fuerte en solitario" de CiU, y consideró que en Cataluña están en juego dos opciones: o un "gobierno nacionalista" u otro de "socialista" bajo la fórmula del tripartito.

Posteriormente, al ser preguntado sobre la posibilidad de pactos con el PP catalán, aseguró que el apoyo que los populares dieron a CiU en los últimos gobiernos de Pujol se produjeron en una etapa "bastante excepcional".

"Hoy por hoy, el PP está muy lejano de la realidad catalana, su último congreso así lo refleja, y su actitud sobre el despliegue del Estatut, su recurso al Tribunal Constitucional (TC) y el 'Manifiesto' por el castellano sitúan al PP muy lejos de cualquier colaboración con CiU en la política catalana".

Al ser cuestionado sobre si con Montserrat Nebrera al frente del PP catalán hubiera una mayor aproximación, sostuvo que esta diputada "es un caso muy personal de la política dentro del PP. "No creo que represente una posición clara de mayor sensibilidad catalanista" dentro de la formación a día de hoy, añadió.

ESTATUT, FINANCIACIÓN, CRISIS E "INESTABILIDAD"

Puig consideró que la posibilidad de que se anticipen las elecciones autonómicas está condicionada por varios factores, entre los que citó una sentencia del Tribunal Constitucional que recorte el Estatut y un nuevo modelo de financiación para Cataluña que no dé cumplimiento a lo establecido en el Estatut.

Al mismo tiempo, diagnosticó otros factores, como la "crisis económica" y la "incapacidad" del Gobierno central del PSOE y de la Generalitat liderada por el PSC para afrontarla, y la "inestabilidad creciente que los dos partidos pequeños --ERC e ICV-EUiA-- introducen".

Pese a ello, dijo que la "estabilidad" del Govern no está condicionada por las exigencias que puedan hacer los socios del PSC en la Generalitat: ERC e ICV-EUiA. "La estabilidad no vendrá puesta en crisis ni por ICV-EUiA ni por ERC, sino, en todo caso, por los cálculos electorales que pueda hacer el PSC", añadió.

En este sentido, apreció que el PSC está "más preocupado" por sus expectativas que por "el país" y, en este sentido, añadió: "Si no, no me explico el nivel de dejadez y mala gestión" del Govern. Por todo ello, consideró que la fórmula del tripartito para Catalunya es "negativa" para el país, y consideró que esta obedece a una "apuesta estratégica" de las direcciones del PSC y ERC, que "no mantiene las expectativas que se habían generado".

CiU: PARTIDO "SOCIOLIBERAL" QUE OCUPA LA "CENTRALIDAD"

Puig consideró que, en el último congreso de CDC celebrado a mediados de julio, el partido ha "reafirmado su perfil propio" y se ha alejado de "posiciones tacticistas y a largo plazo".

Dijo que CDC "ha renovado" su compromiso "con la soberanía de Catalunya" y ha dejado claro su apuesta de ser un partido "socioliberal" que ocupa la "centralidad" política en Catalunya. Al ser preguntado sobre el objetivo que se han marcado los socialistas catalanes en su último congreso, el de ser la 'plaza grande' del espacio político catalán, dijo que en su propia estrategia hay el "reconocimiento" de que no ocupan la centralidad política en Catalunya.

RETROCESO" DE ERC Y PAPEL DE ICV

"ERC está amenazada hoy por un retroceso electoral importante", después de que en las elecciones generales de marzo perdiera buena parte de los votos que cosechó en 2004 y pasara de ocho a tres escaños, y perdiera su grupo propio en el Congreso. En cuanto al PSC, dijo que "pese a gobernar, no obtiene los réditos necesarios o razonables de dos legislaturas en el gobierno".

Finalmente, sobre ICV, afirmó: "Sólo deseamos que algún día tenga la prioridad patriótica y nacionalista que tiene Izquierda Unida en el País Vasco --que se presenta bajo la denominación Ezker Batua-Berdeak (EBB)". Apreció que, en Euskadi, "los excomunistas son capaces de articular fórmulas de autogobierno sin tanta dependencia y centralización" de los socialistas, algo que a su juicio, no ocurre en Catalunya.

"ROMPER LAS MAYORÍAS DEL TRIPARTITO"

Por todo ello, declaró que "CiU aspira a romper las mayorías del tripartito y articular fórmulas de gobierno". Al ser preguntado sobre posibles coaliciones de gobierno en un futuro y cuál sería el socio con el que CiU preferiría pactar, afirmó: "Apuesto por un gobierno fuerte en solitario con CiU", ya que en Catalunya sólo hay dos opciones posibles, o esta fórmula o un "gobierno socialista bajo la fórmula del tripartito".

Consideró que CiU está "lejos" del modelo que defienden los socialistas, que a su juicio se basa en el "intervencionismo, el sectarismo, el clientelismo, y sobre todo, en la subordinación a la política española". Para CiU, Catalunya es una "nación que busca su lugar propio en Europa y en el mundo y que necesita más autogobierno", mientras que para los socialistas catalanes, es "una gran provincia española" y la Generalitat, una "diputación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies