Puigcercós afirma que los proyectos no ejecutados hacen que uno de cada cinco años de inversión salga "gratis" al Estado

Actualizado 16/08/2007 15:40:59 CET

BARCELONA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Gobernación y Administraciones Públicas de la Generalitat, Joan Puigcercós, aseguró hoy que de cada cinco años de inversión en infraestructuras en Catalunya "uno sale gratis" para el Estado porque "no se ejecuta todo lo que se invierte" y el dinero que no se emplea en proyectos no ejecutados cubre la inversión de uno de cada cinco años, aseguró.

En una entrevista a RAC1 recogida por Europa Press, el conseller lamentó que el nuevo Estatut no solucione ese problema como lo hacía el texto inicial aprobado el 30 de septiembre, donde se contemplaba que la Generalitat recaudase todos los impuestos y "daba una capacidad de negociación con Madrid" en la que "si ellos no cumplían se las cargaban".

Según Puigcercós, Catalunya está "pagando" ahora por los atrasos de los últimos 25 años, durante los que que Catalunya ha estado "en la cola de la inversión por parte del Estado" y "se han dejado de lado servicios públicos".

ZAPATERO Y ÁLVAREZ.

Puigcercós recalcó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "lo tiene fácil" para ganar en las próximas elecciones, porque el jefe de la oposición, Mariano Rajoy, "inicia una nueva campaña contra Catalunya", aunque lamentó que "en esto de tener a Zapatero como mal menor sale perdiendo Catalunya".

Según el conseller, el problema de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, es que "no es una técnica en temas de fomento" y "se ha rodeado de amigos" cuyo "conocimiento en infraestructura es cero". Ante esta situación, según Puigcercós, el poder es de los funcionarios", a los que cuando se les habla de descentralizar Catalunya "lo ven como un peligro porque es poder que pierden ellos".

VOZ MÁS CONTUNDENTE.

Puigcercós admitió que en el tema de las infraestructuras ERC ha reaccionado de forma moderada, cuando "la gente está acostumbrada a oir una voz de ERC más contundente", pero lo achacó al hecho de que el partido forma parte del Govern. En ese sentido, alegó que el problema "es más de fondo" y que la solución pasa por pedir "cambios estructurales" y no por "levantar el tono".

En referencia a las voces que claman por un cambio en la presidencia, como la de Heribert Barrera, el conseller aseguró que un partido "ha de mantener un norte" y que no todas las decisiones que toma "han de ser compartidas por toda la militancia". "Un partido no puede ir cambiando de estrategia cada pocos meses, ha de mantener un orden, y en todo caso tener órganos en el partido que deciden lo que se cambia", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies