Puigcercós sólo volvería a formar parte de un eventual Gobierno catalán de coalición si lo presidiera

 

Puigcercós sólo volvería a formar parte de un eventual Gobierno catalán de coalición si lo presidiera

Actualizado 20/05/2008 16:45:31 CET

Sólo renunciaría a la Presidencia de ERC si fuera escogido presidente de la Generalitat

BARCELONA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de ERC y candidato a la Presidencia del partido por Gent d'Esquerra, Joan Puigcercós, aseguró hoy que sólo entrará a formar parte de un eventual futuro Gobierno de coalición en la Generalitat de Cataluña si fuera escogido presidente del Ejecutivo.

Así lo anunció hoy tras la presentación de su libro 'Generació.cat', donde muestra su proyecto político para ERC y, a la vez, para Cataluña. De esta forma, aseguró que sólo renunciaría a la Presidencia de ERC, de ser escogido en la jornada de primarias precongresual del 7 de junio, si fuera presidente de la Generalitat.

Puigcercós asume de esta forma la demanda de la militancia de separar los cargos de gobierno y de partido que plantearán en el congreso del 14 de junio las candidaturas de los críticos de Reagrupament.cat (Rcat), de Joan Carretero y Rut Carandell, y Esquerra Independentista (EI), de Jaume Renyer y Uriel Bertran.

Lo que sí tiene decidido Puigcercós --que dejó el Govern para dedicarse de pleno a ERC tras el pinchazo electoral del 9 de marzo--, y lo explicita en su libro, es que está dispuesto a batallar para ser candidato a la Presidencia de la Generalitat, a lo que también aspira el actual presidente del partido, Josep Lluís Carod-Rovira.

Así, el candidato a las elecciones autonómicas se deberá decidir mediante unas primarias, como establecen los estatutos republicanos en caso de haber más de un aspirante a ello.

De hecho, durante la presentación de 'Generació.cat' (Editorial Mina, colección L'Arquer), no descartó la posibilidad de "estudiar" que en las primarias para escoger al candidato republicano a las autonómicas pudieran participar, además de los militantes, los simpatizantes del partido --cosa que no contemplan los estatutos del partido--, como propone la candidatura que avala Carod, ERCfutur, de Ernest Benach y Rafel Niubò.

En su libro --editado por la misma editorial que publicó el libro '2014' de Carod-- pretende plantear de forma pausada, mediante dos entrevistas de los periodistas Tian Riba y Manel Manchón, todo aquello de lo que "la inmediatez" de la dinámica política "no permite hablar".

Para Puigcercós, Catalunya "necesita un revulsivo" --como lo fue durante la transición la recuperación de las instituciones catalanas propias--, que debe plantearse "más allá" de los partidos. "Intento expresar la idea de que si la derecha ha confiado en la iniciativa privada, la izquierda debe confiar en la sociedad, sin olvidar a la empresa ni a la iniciativa privada", manifestó.

Apeló a la "capacidad de arriesgar de la sociedad" para abordar este revulsivo que defiende, en un modelo de sociedad en el que la iniciativa social "depende de la administración". "Hay que confiar más en la sociedad, la iniciativa privada e individual", dijo.

MOMENTO DEL REPUBLICANISMO.

Definió la historia reciente de ERC en tres etapas, la última aún por abordar. Según él, las dos primeras fueron cuando el partido asumió el ideario independentista y, posteriormente, el discurso social. Ahora es el momento del "retorno al republicanismo", aseguró.

Advirtió una vez más, como hace en su libro, de que "la Catalunya pura es la enemiga de la Catalunya libre", y abogó por construir un modelo propio de país al opinar que "España está hecha, cerrada en si misma" y que "no admite reformas ni matices".

Tras apuntar en su libro que ERC no puede renunciar al modelo económico liberalista --el "liberalismo también es patrimonio de la izquierda"--, vio en el proceso de globalización "una oportunidad" para una Catalunya "muy dependiente del mercado español". "Nuestro lugar ya no es España, es la globalización", añadió.

Además, reconoció una vez más que entre su discurso y el de Carod no hay grandes diferencias estratégicas, pese a la disparidad de referentes y pertenecer a generaciones distintas. "Todos los que defendemos una modernización del discurso, coincidimos", dijo, aunque añadió que "seguramente hay matices, pero lo alarmante sería que hubiera grandes diferencias".

PASOS INTERMEDIOS ANTES DEL REFERÉNDUM.

Puigcercós, que en 'Generació.cat' pasa de puntillas sobre el horizonte que defiende Carod de convocar un referéndum de autodeterminación en 2014, dijo ser partidario de apostar por los "pasos intermedios", como el concierto económico o la aprobación de una ley de consultas, antes de plantear un referéndum. Para Puigcercós, antes que el derecho a decidir, es necesario el "poder de decidir": "El derecho a decidir es la parte final" de este proceso.

Elogió la figura del ex primer ministro británico, Tony Blair, a quien sitúa en el libro como uno de sus referentes internacionales --junto a Bill Clinton y Nelson Mandela--, por, entre otras cosas, su "valentía" en el proceso de pacificación del Ulster y por haber conseguido que la Casa Real británica pague impuestos.

De Gran Bretaña y el partido laborista de Blair admira, además, el 'fair play' con que aborda el debate sobre la independencia de Escocia: "La diferencia entre Cataluña y Escocia son los vecinos", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies