Quince magistrados del TS cuestionan el nombramiento del presidente del TSJ de Murcia

Publicado 29/06/2017 17:05:26CET

El Supremo se fracturó al avalar la polémica reelección de Pascual de Riquelme

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de quince magistrados de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo cuestionan en tres votos particulares discrepantes la decisión de esta Sala de nombrar por segunda vez al magistrado Miguel Pasqual del Riquelme como presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia.

El pasado 8 de junio, el Pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo se rompió en dos al avalar la decisión que adoptó el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el 26 de mayo de 2016 de nombrar por segunda vez a Pascual de Riquelme al frente del tribunal superior murciano. El recurso de otra magistrada que aspiraba al puesto fue rechazado por 17 votos, mientras que otros 15 magistrados han mostrado su respaldo a la impugnación.

El alto tribunal ha dado a conocer la sentencia este jueves, una resolución que incluye cuatro votos particulares: tres discrepantes, uno de ellos firmado por 13 magistrados, y un voto concurrente con la mayoría suscrito por otro magistrado.

En el primero de ellos un total de 13 magistrados defienden que el recurso de la magistrada Pilar Alonso Saura debió ser estimado. Esta juez ocupa 1.160 puestos por encima del escalafón en la Carrera que Pascual de Riquelme y un sector de la Judicatura le atribuye más méritos que a éste último.

Los discrepantes consideran que el CGPJ encontró un "refugio seguro" en el proyecto de actuación presentado ante este órgano por Pascual de Riquelme, el candidato varón, "para arrumbar los méritos objetivos" de la candidata mujer, como su mayor antigüedad en la Carrera Judicial, haber prestado servicio en órganos colegiados o haber servido en órganos del orden penal y del orden civil.

SE "LAMINÓ" LA PREFERENCIA DE LA MUJER

Se "laminó" así, según estos magistrados, la preferencia de la mujer en igualdad de méritos declarada tanto en Ley Orgánica como en el Reglamento que rige la carrera judicial hasta el punto de que la sentencia dictada por la mayoría "ni siquiera dedica ninguna consideración al respecto".

El voto más duro es el suscrito por el magistrado Manuel Vicente Garzón, quien concluye en su voto que la decisión adoptada por la mayoría es "especialmente dolorosa", pues el mismo día de la deliberación, a finales del pasado mes de mayo, se publicaba un informe del Consejo de Europa en el que expresamente se afirmaba que los nombramientos judiciales españoles no reúnen los requisitos de objetividad mínimos exigibles.

Añade este magistrado en su voto de forma irónica que recientemente se viene observando un incremento de los estudios sobre las enseñanzas que la Historia del Imperio Romano aporta a la actualidad, por lo que se pregunta como Cicerón porqué los mecanismos legales habilitados para evitar resoluciones judiciales que producen desconcierto en la opinión pública han fracasado.

"Quousque tandem abutere, ..., patientia nostra? (¿Hasta cuando van a abusar, .........., de nuestra paciencia?)" se pregunta este magistrado en su voto particular.

En un tercer voto discrepante, suscrito por el magistrado José Manuel Bandrés y al que se ha adherido la magistrada Celsa Pico, recuerda que en inherente al Estado de Derecho que los tribunales de justicia fiscalicen la actuación de los poderes públicos, y que dicho control judicial no esta exenta la actuación del CGPJ, como es en este caso. También plantea este voto su discrepancia por la no aplicación de la preferencia de la candidata mujer sobre el candidato varón.

Por su parte, la mayoría de la Sala consideró que "las detalladas y elaboradas propuestas" contenidas en el programa de actuación de Pasqual del Riquelme merecían una valoración extraordinariamente positiva frente a las de Alonso Saura, "escasas y genéricas".

El CGPJ había avalado la dilatada experiencia de Pascual del Riquelme, acreditada mediante su paso por decanatos, Salas de Gobierno y órganos técnicos del CGPJ, "superando en variedad de responsabilidades asumidas y duplicando en duración la trayectoria de Alonso Saura", según justificó para volver a designarle.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies