Rajoy califica de "error brutal" las concesiones del Gobierno a ETA antes del cese de las armas

 

Rajoy califica de "error brutal" las concesiones del Gobierno a ETA antes del cese de las armas

Actualizado 15/02/2006 23:44:00 CET

VALENCIA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, afirmó hoy que el sinfín de concesiones del Gobierno a ETA antes de que deje las armas es un "error brutal desde el punto de vista de la eficacia y de la moral". En este sentido, lamentó que el presidente del Gobierno esté intentado negociar con ETA el fin del terrorismo mediante concesiones políticas ya que "de ese modo se hace del terrorismo un instrumento con eficacia política".

Mariano Rajoy, durante su intervención en el programa de debate 'Parlem Clar' de Canal 9, en el que fue entrevistado por directores de periódicos valencianos y reconocidos periodistas, que en la política antiterrorista del Gobierno central son "todo concesiones".

En este sentido, señaló "la reducción de la pena de Henri Parot, "que clama al cielo"; "la vuelta de ETA al Parlamento vasco a través del Partido Comunista de las Tierras Vascas"; la "concesión" a la celebración del congreso de Batasuna, que "afortunadamente el juez Grande-Marlasca logró evitar después que el Fiscal General del Estado se opuso a un recurso presentado por 138 diputados del PP"; el cese del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño; y la dimisión del Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Gregorio Peces-Barba.

Además, añadió, "en las últimas 48 horas se coloca una bomba en Navarra y Zapatero es el primer presidente que no acude a un congreso internacional de víctimas del terrorismo" al tiempo que destacó que "en su discurso de ayer durante el homenaje a Tomás y Valiente no pronunció la palabra ETA".

Preguntado por los motivos por los que su partido siente que tiene la fuerza moral para realizar juicios de valor cuando el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, llamó en su momento a ETA 'Movimiento Nacional de Liberación Vasco' y prometió que sería generoso si la organización dejaba las armas", Rajoy sostuvo que ETA "declaró una tregua unilateralmente cuando Aznar se encontraba en Perú y fue cuando la dio por finalizada cuando nos enteramos que la tregua se debió a una negociación con el PNV, que éste después no cumplió como la organización terrorista quería."

Destacó asimismo que durante el Gobierno dirigido por Aznar "no hubo ninguna concesión antes ni después de que ETA dejase las armas, como ahora si está ocurriendo". "Se fue a escuchar a ETA pero no a pagar ningún precio político", aseveró. Además, puntualizó, "Aznar pidió autorización a los partidos para ir a hablar con ETA, a pesar de que en la conversación mantenida en Suiza no se llegó a ningún acuerdo".

Para Rajoy, "no hay nada que se pueda negociar con ETA". Señaló que, como ministro del Interior que ha sido, ha visto "muchas cosas" de las que ha aprendido que "lo que hay que hacer es hablar poco, tener una política clara y no cambiarla salvo que la asociación terrorista decida dejar de matar".

En este punto, resaltó que en su época en el departamento de Interior compartió información con la la oposición así como estrategias, y señaló a modo de ejemplo que en 2002, durante las vacaciones de verano, él y Zapatero pusieron en marcha la Ley de Partidos, "que terminó con la ilegalización de Batasuna, el mayor golpe de eficacia contra esta organización terrorista".

Asimismo, apuntó, gracias al pacto entre los dos partidos mayoritarios y mucho esfuerzo, logramos que Batasuna se inscribiese en la lista de grupos terroristas de la Unión Europea. "Ahora todo se ha roto sin que se sepa que ha ocurrido", lamentó. "Y encima", añadió, "dice que no informa porque no se fía de la oposición".

Aseguró que él desea un pacto con el Gobierno, "pacto que llevo ofreciendo desde la investidura de Zapatero como presidente en 2004". Si no es así, sostuvo que no se puede callar, ya que sería "un irresponsable con el conjunto de mis compatriotas" y exigirán que se cumpla la ley, "aunque el Gobierno no lo estime oportuno en un determinado momento".

Sobre las declaraciones de Zaplana en que aseguró que "Zapatero está más cerca de ETA que de las víctimas", señaló que "en estos momentos el Gobierno de España y el PSOE en el País Vasco trata infinitamente mejor a Otegui que a la María San Gil, tanto en el discurso como a la hora de compartir cosas".

Por otra parte, a la pregunta de si no cree que un discurso lleno de calificativos despreciativos no entorpece el diálogo con el Gobierno, Rajoy aseguró que él no quiere la crispación.

En este sentido, añoró las reuniones que como ministro mantuvo con el actual portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, "para atender el coste de los escoltas en el País Vasco y para acudir a los funerales juntos", porque, dijo,"teníamos una política clara ante el terrorismo". En su opinión, la política antiterrorista de Zapatero es ininteligible y apuntó que cree que "más que información tiene un exceso de voluntarismo".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies