Rajoy dice que su disposición al diálogo y al consenso será "infinita" pero pide que le dejen gobernar

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Rajoy dice que su disposición al diálogo y al consenso será "infinita" pero pide que le dejen gobernar

332235.1.644.368.20161116124425
Vídeo de la noticia
Actualizado 16/11/2016 13:31:01 CET

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles que su disposición al diálogo y al consenso será "infinita", ya que, según ha reconocido, la etapa que viene tiene que ser "necesariamente de mucho acuerdo" y si "hay voluntad de construir las cosas van a ir bien en España". Para ello, ha pedido a los grupos de la oposición que le dejen gobernar y no bloqueen la acción de gobierno.

"Yo como presidente del Gobierno lo voy a intentar y mi disposición al diálogo, al acuerdo y al consenso será infinita y deseo también de manera infinita que todos lo hagan, porque nos vamos a jugar mucho en los próximos años", ha manifestado Rajoy durante su intervención en el Congreso Nacional de Directivos, organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en su sesenta aniversario y que se celebra en Madrid.

Tras subrayar que un Gobierno tiene que "poder gobernar", ha indicado que están ante una "magnífica oportunidad para pactar y dejar pactadas cosas que importan mucho a los españoles", como por ejemplo en materia educativa o de pensiones. "Si hay voluntad de construir, las cosas van a ir bien en nuestro país. Yo desde luego pondré de mi parte lo mejor que pueda aportar", ha resaltado, para reiterar que esta etapa tiene que ser "necesariamente" de "mucho diálogo, mucho acuerdo y mucho consenso".

En su discurso, Rajoy ha sacado pecho de la gestión que ha realizado su gobierno estos casi cinco años, que han permitido que las cosas hayan "cambiado a mejor". Así, ha destacado que hoy la situación económica "poco tiene que ver" con la de entonces, cuando el país estaba al borde de la quiebra, bajo "amenaza de rescate" y con "desequilibrios económicos de todo tipo".

Dicho esto, el presidente del Gobierno ha señalado que si las "cosas no cambian" y lo hacen "bien", en el primer semestre de 2017 España ya habrá recuperado el nivel del Producto Interior Bruto (PIB) de la etapa anterior a la crisis económica. Además, ha reiterado su objetivo de alcanzar los 20 millones de personas ocupadas, algo que, según ha dicho, permitirá "aumentar la recaudación sin tener que subir los impuestos más importantes".

MANTENER LA ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA

Rajoy ha señalado que para conseguir consolidar la recuperación y crear empleo hay que "mantener la política de estabilidad presupuestaria", " continuar con las reformas económicas" adaptándose a los cambios que se van produciendo, y "no destruir lo que se hizo en los últimos cuatro años".

A este respecto, ha afirmado que no se trata de "dar marcha atrás" en las reformas económica que se han puesto en marcha por "prejuicios ideológicos" cuando esas reformas fueron "buenas para España. "Lo que funciona no se debe cambiar. Además, si lo cambiamos por puro prejuicio ideológico, sin duda alguna, eso lo vamos a pagar en términos de confianza dentro y fuera de nuestro país", ha avisado.

El presidente del Gobierno ha indicado que las previsiones son "buenas" para España si lo hacen "bien" y ha añadido que van a intentar "ganar" a las previsiones de la Comisión Europea. "De lo que se trata es de perseverar en las políticas que se han llevado a cabo estos años y de ganarle la batalla a las propias previsiones económicas", ha indicado.

PIDE "APOYO" A LOS DIRECTIVOS

Dicho esto, y tras mostrarse "optimista" ante el futuro, Rajoy ha pedido "apoyo" a los directivos por la labor que hacen, ya que no todo depende del Gobierno y en la creación de empleo y la consolidación de la recuperación, todos pueden "aportar mucho" como ya han hecho en el pasado. De hecho, ha destacado la "determinación, lucidez, coraje" y "patriotismo" de los directivos y empresarios en la recuperación económica de España.

Previamente, el presidente de la APD, Rafael Miranda, ha tomado la palabra para pedir a las fuerzas políticas que sean "generosas" en este momento y aparquen sus diferencias, ya que, a su juicio, es momento de demostrar la "grandeza de la política bien entendida" y ser capaces de hacer los grandes pactos de estado que son "fundamentales" para el progreso y el bienestar.

Además, Miranda ha aprovechado para reclamar al jefe del Ejecutivo que su gabinete "no se canse de explicar lo que hacen y por qué lo hacen", ya que, según ha subrayado, la simplificación de la realidad es "el terreno abonado para el populismo".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies