Rajoy dice que "por fortuna" estos 4 meses han servido para "conocer" a los protagonistas de la nueva política

Mariano Rajoy saluda a ciudadanos en Alicante
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2016 14:53:05 CET

ALICANTE, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy, que "por fortuna" estos cuatro meses han servido para "conocer" a los protagonistas de la "nueva política", en referencia a los dirigentes de Ciudadanos y de Podemos, y ha insistido en que, aunque no es bueno que se repitan elecciones, es "mejor" repetirlas a tener un "gobierno a la valenciana".

Tras un sucinto repaso a lo ocurrido en estos últimos meses, Rajoy se ha dedicado a exponer propuestas que pretender llevar a cabo si gana las elecciones porque, ha advertido que nadie quiere volver a 2011 y a "políticas económicas" que llevaron a España a perder 3,2 millones de empleos en la legislatura que culminó ese año. "Esa es la batalla que tenemos que dar", apostilló.

El jefe del Ejecutivo ha realizado estas afirmaciones en Alicante, en la clausura del Comité de Portavoces Parlamentario del PP, en la que también ha intervenido la presidenta del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, mientras que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, inauguró la jornada.

Rajoy ha recalcado que la única propuesta "sensata, lógica, moderada y razonable" que se hizo después de las elecciones del 20 de diciembre fue la suya de crear una gran coalición. Pero ha lamentado que no fuera aceptada por que el PSOE "se negó a hablar con más de 7 millones de españoles".

En su opinión, el Partido Popular ha hecho "lo que debía" y "sin alaracas, ni espectáculos, sin engañar a nadie, sin ocurrencias y sin ansiedad". Tras esta afirmación, el jefe del Ejecutivo hizo un repaso de "lo que han hecho" los demás partidos. Recordó la coalición con Ciudadanos y Podemos que intentó el PSOE cuya "imagen más gráfica", dijo, fue aquella reunión "a 18"; el apoyo de Ciudadanos a Pedro Sánchez y al programa del PSOE y el intento de una coalición de izquierdas por parte de Podemos que "liquidaba" la soberanía nacional por la propuesta de referéndum independentista para Cataluña.

La conclusión de Rajoy, tras las negociaciones de estos meses, es que "es mejor repetir elecciones que un gobierno a la valenciana" como el que pretendían "algunos" con el "entendimiento entre Podemos, Ciudadanos y PSOE".

En su opinión, estos cuatro meses "no han sido buenos, pero sí "han servido para que todos nos conozcamos un poco más" y ha señalado que a los "protagonistas de la nueva política no los conocía casi nadie". "Hoy, por fortuna, ya los conocen muchos españoles", ha exclamado.

"Precisamente por eso, por lo que hemos visto y lo que estamos viendo en los nuevos gobiernos de algunos ayuntamientos y de algunas CCAA", Mariano Rajoy ha considerado que el PP tiene una "obligación mayor con España y los españoles".

PIDE AL PP SEGUIR DANDO LA CARA AUNQUE A VECES SE LA HAN "PARTIDO"

En cuanto a lo que es y era el PP, dijo que ya lo sabían los españoles, incluidos sus aciertos y sus "errores y defectos", de los que admitió que los han "cometido". Pero dejó claro que ellos "siempre" han "dado la cara", aunque en algunas ocasiones se la han "partido", y van a seguir dándola en el futuro "en defensa de los intereses generales".

"A partir de ahí" y de cara al futuro, Rajoy dejó claro que se va a dedicar a hablar a los españoles de lo que les interesa y a proponer objetivos, soluciones y medidas para solucionar sus problemas. "Si alguien pretende que continúe la farsa o la comedia de enredo, con nosotros que no cuente", ha advertido.

Mariano Rajoy se sigue marcando como primer objetivo la creación de empleo que es, dice, "capital". Ha recordado el más de un millón de empleos creados en los dos últimos años y su esperanza de que en 2016 se creen otros 450.000. Pero ha adelantado que tomará "algunas medidas para mejorar esa marca" en los próximos años 2017, 18 y 19.

Para ello ha pedido a su propio partido "dar la batalla" con el objetivo de "no volver a 2011", ni a las "políticas económicas" que llevaron a que en España se destruyeran 3,2 millones de empleos en la última Legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero.

"Cuando llegamos al Gobierno el paro aumentaba al 10 por ciento anual y hoy baja al 8 por ciento anual. Eso no se puede tirar por la borda", ha advertido Rajoy, quien ha dejado claro que "no se puede dar marcha atrás a lo hecho estos años".

LLAMA "SECTARIOS" A QUIENES QUIEREN "LIQUIDAR" SUS REFORMAS

En opinión del jefe del Ejecutivo, los que quieren "liquidar" las reformas que ha realizado el Partido Popular son unos "sectarios" de "colosales proporciones" porque, alegó, "un partido reformista y con sentido común cambia lo que está mal y no lo que está bien".

El propósito de Mariano Rajoy de cara al futuro es "continuar con las reformas" y para ello va a incluir, según dijo, algunas de las conclusiones de las Convenciones que ha realizado el partido en las últimas semanas, en buena medida, destinadas a la creación de empleo.

Así, ha citado su intención de hacer más baratos los contratos indefinidos que los temporales, de tal manera que los contratos indefinidos que se hagan en el futuro no pagarán la Seguridad Social por los primeros 500 euros. Habló también de crear 100.000 plazas de formación profesional dual; de dar beneficios fiscales a las pymes que reinviertan sus beneficios; de duplicar el tiempo actual de la tarifa plana para los autónomos --ahora es de dos años--; del "reto capital" de las pensiones que afecta a 9,4 millones de pensionistas.

El presidente en funciones también expuso su decisión de hacer una Ley básica de servicios sociales que garantice prestaciones iguales para todos y puso como ejemplo de desigualdad que haya rentas mínimas de 1.200 euros en algunas CCAA y en otras sean de cero.

Incluyó entre estas medidas su pretensión de fomentar el teletrabajo y de que la jornada laboral finalice lo más tarde a las 18:00 horas; cambiar el uso horario en España y potenciar la Educación.

Sobre esta última habló de seguir defendiendo la enseñanza concertada y la libre elección de centro, que según dijo, está sufriendo "ataques" por parte de Podemos y el PSOE en algunas CCAA. También aumentará la partida para becas, implantará en 5 años la "mochila digital" para alumnos y profesores; y criticó que algunas CCAA supriman las clases de inglés para "poner idiomas españoles muy respetables" pero que supone un "error".