Rajoy y Evo Morales constatan la fluidez de las relaciones económicas bilaterales entre España y Bolivia

Mariano Rajoy y Evo Morales
MONCLOA
Publicado 16/03/2018 19:11:41CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de Bolivia, Evo Morales, han constado este viernes la fluidez de las relaciones económicas bilaterales entre ambos países en un encuentro en el Palacio de la Moncloa, según ha informado el Ejecutivo.

Morales ha viajado a Madrid antes de acudir a La Haya, encabezando la delegación boliviana que asistirá a las vistas orales de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre su litigio con Chile para reclamar un acceso al océano Pacífico. Las audiencias se celebrarán entre el 19 y el 28 de marzo.

Rajoy ha recibido esta tarde a las 17.00 horas en el Palacio de la Moncloa a Morales, que previamente se ha visto con el Rey Felipe VI. También ha mantenido un encuentro con empresarios españoles en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Durante el encuentro, Rajoy y Morales --que ha acudido acompañado por su ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Huanacuni, y de la viceministra de Relaciones Exteriores, Carmen Almendras-- han pasado revista al estado actual de las relaciones bilaterales y a las relaciones de la UE con Bolivia.

"Las relaciones económicas bilaterales entre España y Bolivia son fluidas", ha asegurado Moncloa en un comunicado, en el que ha recordado que en 2017 el comercio bilateral entre ambos países alcanzó los 227 millones de euros, un 14,6% más que el año anterior, con un superávit para España de 65 millones.

LOS DATOS ECONÓMICOS

En ese año, las exportaciones aumentaron casi un 60% respecto a
2016, situándose en 146 millones, mientras que las importaciones fueron de 81 millones. En el año 2015, los inversores españoles destinaron un total de 1.376 millones de euros a Bolivia. Según el Gobierno, son valores importantes que confirman que España es el tercer inversor extranjero en el país.

Además, la presencia comercial española en Bolivia es destacada en los sectores de energía, construcción, industria química, editorial y servicios financieros, según ha informado el Gobierno tras la reunión.