Rajoy limita a un retoque su primer cambio en el Gobierno de esta legislatura

Luis de Guindos y Rajoy a su llegada a una jornada de la Cámara de Comercio
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 07/03/2018 13:38:19 CET

Guindos es el octavo ministro que dimite, tras Cañete, Gallardón, Mato, Wert, Soria, Pastor y Alonso, estos tres últimos, sin sustituto

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha limitado a realizar un único cambio en su gabinete con el nombramiento de Ramón Escolano como nuevo ministro de Economía en sustitución de Luis de Guindos, que se marcha al Banco Central Europeo (BCE).

De esta forma, Rajoy ha optado por no llevar adelante una crisis de gobierno, que hubiera supuesto el cambio de varios ministros. Su actual equipo tomó posesión en noviembre de 2016 y no había cambiado a ningún miembro hasta ahora.

Román Escolano, hasta ahora vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), se incorporará el próximo viernes a la reunión del Consejo de Ministros. Además, ya cuenta con experiencia en el Gobierno porque desde 2000 hasta 2004 fue director del departamento de Economía del Gabinete de José María Aznar.

LOS CAMBIOS DE RAJOY ESTOS AÑOS

El jefe del Ejecutivo ha confirmado lo que él mismo anunció hace unos días, que realizaría un único retoque en un equipo formado hace poco tiempo y que a su juicio, está funcionando bien. "No veo razones para que ningún ministro no continúe al frente de sus responsabilidades", dijo.

Es la forma de actuar que ha demostrado Rajoy en los casos anteriores, cuando se marcharon Miguel Arias Cañete (abril de 2014), Alberto Ruiz-Gallardón, (septiembre de 2014), Ana Mato (noviembre de 2014) y José Ignacio Wert (junio de 2015).

Cabe señalar que otros tres ministros han abandonado también el gabinete de Rajoy durante la legislatura fallida de 2016, pero no fueron sustituidos sino que otros miembros del equipo asumieron sus tareas; al estar el Gobierno en funciones, el presidente no podía nombrar ministros nuevos.

Es lo que ocurrió con José Manuel Soria, Ana Pastor y Alfonso Alonso. Soria fue el primer ministro que dimitía (abril de 2016) estando en funciones y su cartera la asumió temporalmente Luis de Guindos. Dejó el cargo tras su implicación en los llamados 'papeles de Panamá'.

Pastor abandonó Fomento porque fue elegida presidenta del Congreso tras la repetición de elecciones en 2016 y sus responsabilidades pasaron a manos de Rafael Catalá, que ocupaba en ese momento la cartera de Justicia. En cuanto a Alfonso Alonso, fue el candidato del PP en las elecciones vascas de aquel año y la cartera de Sanidad fue a parar transitoriamente a Trabajo.

LOS OTROS RETOQUES EN EL GOBIERNO

El presidente del Gobierno realizó su primer cambio en abril de 2014, muy avanzada su primera legislatura al frente del Ejecutivo (2011-2015). Fue provocado por la salida del entonces ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que encabezó la lista del PP en las elecciones al Parlamento Europeo que se celebraron el 25 de mayo de aquel año.

Cañete fue designado candidato el 9 abril y compatibilizó ese cargo con su labor de ministro hasta que el 28 de abril Rajoy nombró como ministra de Agricultura a la secretaria general del Departamento, Isabel García Tejerina.

El 23 de septiembre de aquel mismo 2014, el jefe del Ejecutivo realizó su segundo cambio en el Consejo de Ministros forzado por la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, después de la retirada de la reforma de la ley del aborto. Ese mismo día se daba a conocer que al sustituto, Rafael Catalá, hasta entonces secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda del Ministerio de Fomento y aún hoy al frente del Ministerio.

El tercer cambio fue el de la responsable de Sanidad y fue también en 2014: Ana Mato presentaba su dimisión el 26 de noviembre pocas horas después de que el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, diera a conocer un auto en el que proponía juzgarla como partícipe a título lucrativo de las actividades de su exmarido Jesús Sepúlveda, por la implicación directa de éste en la trama Gürtel.

Mato, que mantuvo una conversación con Rajoy, decidió dejar su cargo para no perjudicar al partido. El presidente aceptó su dimisión pensando en el discurso sobre regeneración democrática y lucha contra la corrupción que iba a protagonizar al día siguiente en el Pleno del Congreso.

Rajoy decidió colocar al frente de Sanidad a Alfonso Alonso, que había ocupado hasta ese momento la portavocía del Grupo Popular en el Congreso. Con este nombramiento --que se conoció el 2 de diciembre--, el presidente quiso poner en valor la política social en el último año de legislatura.