Rajoy, "moderado" y "demócrata convencido por formación y familia" dice tomarse como obligación recuperar el consenso

Actualizado 20/04/2007 3:18:52 CET

Apunta que no reformaría la Ley Electoral sin contar con el respaldo de los socialistas

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se declaró esta noche como un demócrata "convencido por formación y por familia" cuyo estado natural, según dijo, es la "moderación". Además, aseveró que se tomaba como una "obligación" la recuperación de "consensos", "pero no en junio, mañana", pese a que matizó que no se puede apoyar siempre a un Gobierno, sacando a colación los GAL o supuestas filtraciones de detenciones a etarras.

Durante su intervención en el programa de RTVE 'Tengo una pregunta para usted', resaltó que todos los presidentes del Gobierno, hasta el momento, habían respetado las reglas de juego y buscado el acuerdo. "Me tomo como una obligación recuperar el consenso, y será el primer pnto de mi programa electoral".

BANDERAS EN LAS MANIFESTACIONES

Uno de los ciudadanos encargados, por una noche, de ejercer de entrevistadores, le pidieron opinión sobre el hecho de que hayan aparecido banderas españolas que no son la de uso actual en las manifestaciones organizadas por el PP. Rajoy subrayó que él no ha visto "ninguna" y que la última, esto es, la que se oponía a la rebaja de pena al etarra De Juana Chaos, fue una de las "más bonitas, cívicas y democráticas" que había visto "en su vida".

Le volvieron a 'repreguntar' al respecto y le recordaron que la prensa a fotografiado algunas de esas banderas: "Hay algunos que hacen enormes esfuerzos para verla...a la próxima, que ojalá no tenga que hacerla, le invitaré para que usted lo vea (...). Yo le digo que eso no es verdad. Forma parte de la propaganda que hacen algunos. A mí, lecciones de democracia no me dan", enfatizó.

¿CAMBIAR LA LEY ELECTORAL?

Varios de sus 'interlocutores' preguntaron a Rajoy si no consideraba conveniente modificar la Ley Electoral, a fin de que las fuerzas minoritarias no se convirtieran en "llave" de un Gobierno. Respondió que la legislación electoral forma parte del paquete de asuntos que él considera "básica" de un Estado y que, por tanto, no puede ser modificada sin el consenso de los dos partidos mayoritarios.

"No reformaría la Ley Electoral por mayoría, por ser una regla de juego con la que ha estado gobernando UCD, el PSOE y el PP, los dos con mayoría absoluta y en coalición. Como creo que los Estatutos y todas las normas se pueden pactar, no haría esa reforma sin los socialistas", admitió.

No obstante, apuntó que no creía justo que, en las elecciones municipales, no gobernase el alcalde de la lista más votada o que se diesen nuevamente casos como el de Galicia o Cantabria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies