Rajoy pide al Gobierno que deje claro que no obtendrá precio político y que la única salida es dejar las armas

 

Rajoy pide al Gobierno que deje claro que no obtendrá precio político y que la única salida es dejar las armas

Actualizado 22/06/2006 2:00:00 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, señaló ayer que el Gobierno tiene el deber de dejar bien claro a la banda terrorista ETA que no obtendrá ningún precio político y que su única salida es abandonar definitivamente las armas.

En declaraciones a Intereconomía recogidas por Europa Press, el líder del principal partido de la oposición dijo que el comunicado emitido ayer por ETA le causa "una impresión pésima", aunque reconoció que le ha causado "sorpresa" ya que, según él, el mensaje de la banda es "el mismo que lleva afirmando en los últimos 30 años". Está escrito, dijo, "en términos más groseros de lo que es habitual, si cabe".

Enfatizó que "ningún Estado democrático" puede pagar un precio político a una banda terrorista porque eso "sería tanto como convertir al terrorismo como un instrumento para hacer política". En la misma línea, consideró "inaceptable" y "impropio de un país que se tenga por decente" ceder al chantaje de ETA.

Por ello, insistió en que "convendría" que "todos" dijeran a ETA "con meridiana claridad" --"como lo dijimos cuando existía el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo", precisó--, que no se le va a pagar un precio político. Algo que la banda terrorista tiene que tener "muy claro", añadió.

El líder del PP subrayó que el comunicado de ayer demuestra que a ETA "no le importan la ley". "La Constitución española no le afecta, el Estatuto de Autonomía no le afecta, las leyes que nos hemos dado todos los españoles no le importan", incidió Rajoy, que calificó de "igualmente inaceptable" la petición que hace la banda terrorista para que no actúen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ni la Justicia.

"Lo que habría que decirle a ETA es: vamos a hacer exactamente lo contrario de lo que usted nos está diciendo que hagamos y vamos a ir a por usted, aplicando los instrumentos que nos da el Estado de Derecho y la Ley. Sepa usted que no va a conseguir ningún objetivo político y que mientras esté fuera de la ley, todo el peso de la misma caerá sobre usted", enfatizó.

En este sentido, recordó que durante la anterior tregua de ETA, el Gobierno de José María Aznar "no negoció nada" con la banda terrorista, en contra del "argumento torticero" que utiliza el partido de Zapatero para defenderse de las críticas del PP.

En aquella ocasión, explicó Rajoy, el PP se encontró con una tregua de ETA --que luego se supo que la banda acordó con el PNV, precisó--, y el Ejecutivo de Aznar pidió autorización para ver cuál era la voluntad de los terroristas. "ETA plateó una negociación política, a lo que el Gobierno contestó que no había nada que negociar con una organización terrorista, lo cual es de cajón", reiteró.

Tras recordar que "un Estado democrático no puede negociar de ninguna manera y bajo ningún concepto", el líder del PP enfatizó la ventaja del Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo para acabar con ETA en la medida en que "los dos partidos mayoritarios daban el mismo mensaje: la única salida que tiene es dejar de matar (...)y no le voy a dar nada por dejar de matar". "Es el arma más contundente y que más daño provocó a ETA", precisó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies