Rajoy pide al Gobierno que deje de negociar con los terroristas

Actualizado 05/11/2006 1:05:04 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El líder de los populares pidió ayer al Gobierno que "deje de negociar con terroristas" y les advierte de que les detengan antes de que "cumplan las amenazas" que han vuelto a lanzar "al conjunto de los ciudadanos". Para ello, animó al Ejecutivo a que "no ceda más" porque, en su opinión, está claro que "ETA no quiere la paz", pero si la "autodeterminación". En este contexto, le ofreció su apoyo si los socialistas "vuelven a la normalidad" es decir, "al Pacto por las libertades y contra el Terrorismo".

El presidente del Partido Popular pidió al Gobierno en Granada, durante el acto de clausura de presentación de los candidatos del PP a las capitales andaluzas, que deje de "negociar con los terroristas" y que los detenga antes de que cumplan las "amenazas" que hacen una y otra vez "al conjunto de los ciudadanos". Para Rajoy lo más importante y lo que debe hacer el Ejecutivo es "no ceder más" porque el único propósito de la banda terrorista es "la autodeterminación", y "no la paz".

En su intervención, Mariano Rajoy se pregunto "qué proceso de paz es éste" en el que hay cócteles molotov, amenazas y robo de armas. Y dijo claramente al Gobierno que "ETA no cambia" ya que sigue extorsionando, haciendo seguimiento de los políticos, robando armas, y que hoy "vuelve a amenazar con usarlas, y deja clara voluntad inequívoca de hacerlo si alguien no cumple sus compromisos". Por ello, argumentó que ETA no quiere "la paz" sino "lo que ellos exijan, y eso es la autodeterminación, Navarra, presentarse a las elecciones y que saquen a los presos de la cárcel".

Rajoy lanzó un mensaje de apoyo al Gobierno, pero le pide que "vuelva a la normalidad", es decir "al Pacto por la Libertades y contra el Terrorismo, a la ley y al Estado de Derecho". Y le advirtió de que si no lo hace tendrá "la crítica justa, democrática" y en defensa de los derechos de todos los ciudadanos españoles porque "no se puede ceder más".

Por su parte, la presidenta del PP del País Vasco María San Gil reclamó a Zapatero una respuesta "tajante" ante las últimas "amenazas vertidas" por ETA, en las que quede patente que no se va a ceder al "chantaje" de los terroristas. Además, instó a Zapatero a "terminar con el diálogo, los contactos y la negociación con los terroristas" y a volver "al Pacto por las Libertades", al que considera como "la política que más frutos ha dado en el debilitamiento de la banda etarra".

El portavoz de la Ejecutiva del PNV Iñigo Urkullu también quiso dar su opinión a raíz del comunicado de ETA en el que amenazaba con romper el proceso de paz si no se cumplían sus exigencias. Urkullu reclamó a la banda que "no usurpe" el nombre del pueblo vasco y no "frustre sus ansias" de paz y normalización. Y advirtió que aunque "todos" deben dar "pasos" para conseguir esos dos objetivos, no hay que olvidar que la banda armada es la que sigue teniendo "una deuda con la sociedad vasca desde hace cuarenta años"

Sin embargo, la izquierda abertzale sigue manteniendo que para que haya avances en el proceso de paz iniciado en el País Vasco deben desaparecer "las medidas represivas" del Estado y exigen que se pueda "dialogar en igualdad". Así lo quiso dejar claro la dirigente abertzale, que añadió que el PSOE no está planteando "un auténtico debate" sino que solo está buscando la "pacificación y la normalización" y no está entrando en "el debate de fondo".

EL PROCESO INEXISTENTE

Desde la Asociación de Víctimas del Terrorismo se criticó al Gobierno, ya que el último comunicado de ETA deja claro que no hay un proceso de paz. Su presidente Francisco José Alcaraz afirmó que en vista de todo lo que está ocurriendo "el Gobierno de España está mintiendo a los ciudadanos". Y advirtió que "el mal llamado proceso de paz" puede romperse en cualquier momento, porque "el terrorismo callejero" y "la extorsión" siguen presentes en el País Vasco.

A esta última opinión se sumó el Foro de Ermua. Su presidente Mikel Buesa aseguró que las últimas declaraciones de la banda terrorista llevan a la conclusión de que "este proceso en el que se ha embarcado el Gobierno con ETA no conducirá al final del terrorismo". Y apuntó que con las actuaciones que está llevando a cabo el Gobierno lo único que están generando son "muchas expectativas" a la banda, y a su juicio el Ejecutivo está practicando una "política equivocada" que se traducirá en "un deterioro de las instituciones públicas", por este motivo pide a Zapatero que la corrija cuanto antes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies