Rajoy, sobre el programa económico de Podemos: "Pretende ser sueco pero encubre la realidad griega"

 

Rajoy, sobre el programa económico de Podemos: "Pretende ser sueco pero encubre la realidad griega"

Mariano Rajoy
TELECINCO
Publicado 09/06/2016 22:32:51CET

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ironizado este jueves con la definición de Podemos como partido "socialdemócrata" y ha cargado contra su programa económico por pretender venderlo como sueco, al haberlo presentado a modo de catálogo de Ikea, cuando "encubre la realidad griega".

"Mientras no se presente como una opción demócrata cristiana, que entra en mi opción política, me parece una broma. Pretende ser sueco pero encubre la realidad griega. Son personas nuevas en política pero con ideas más antiguas que ya han sido superadas por el signo de los tiempos", ha subrayado el candidato del PP a La Moncloa.

En declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, el jefe del Ejecutivo en funciones se ha referido al escenario que plantea el CIS en su último barómetro para reiterar su defensa de una gran coalición entre PP y PSOE como la opción "más razonable" tras las elecciones, a pesar de que Unidos Podemos ocupe el segundo puesto, y ha reiterado que, en cualquier caso, debe gobernar la lista más votada.

En este sentido, como ya anticipó este miércoles, no descarta la posibilidad de gobernar en minoría. "Se puede gobernar en minoría si el resto de las fuerzas políticas no quieren hacer ninguna coalición", ha subrayado Rajoy, quien, no obstante, ha reconocido que sería "muy difícil".

"No abdicaré nunca de mi responsabilidad", ha insistido en este sentido el presidente del Gobierno en funciones, que ha dicho que "si los españoles quieren que el PP sea la primera fuerza", él intentará gobernar y si cuenta con la "posibilidad real de votos" aceptará el mandato del Rey para intentar formar gobierno.

En cualquier caso, ha reiterado que "lo patriótico, lo sensato" para España sería la gran coalición con el PSOE y en la que también podría entrar Ciudadanos. "Una coalición de la moderación, de la sensatez" y no "a favor de un referéndum" para Cataluña para "jugar con algo que es de todos los españoles". "Moderación y no radicalismo", ha dicho sobre su apuesta de gobierno, "no me gustaría que las cosas fueran derivando a lo que ocurre en Grecia".

El presidente español ha vaticinado que, frente a los datos que arroja el CIS --concede la victoria al PP (29,2%) pero sin apenas crecimiento con respecto al 20 de diciembre--, su partido logrará "tener más apoyos". "Y espero que Podemos tenga menos" del 26,6% que le otorga el CIS, ha apostillado.

En este sentido, el jefe de filas del PP ha subrayado que hará todo lo posible --"y lo imposible si es que lo imposible se puede hacer", ha dicho-- para convencer a los indecisos de que un voto a los populares es la mejor opción para España, donde es necesario "mantener las mismas políticas que estos años, perseverar en ellas y ayudar a los emprendedores" y seguir "tomando decisiones que hagan más competitiva nuestra economía".

Más que en las encuestas, el presidente del PP ha defendido que "confía en los españoles" y se ha mostrado convencido de que obtendrá su apoyo. "Si se repiten los resultados del 20 de diciembre, lo más útil para España sería un acuerdo moderado y estable liderado por el PP", ha recalcado.

LOS SACRIFICIOS PERSONALES

El jefe del Ejecutivo también ha admitido durante la entrevista que no tiene "ni la más remota idea de a quién se refería" el expresidente español José María Aznar, presidente de honor del PP, cuando habló de los sacrificios personales. En cualquier caso, ha recordado que en "democracia" existe el principio capital de "hacer caso de lo que dicen los españoles" y debe gobernar quien diga el pueblo español.

Finalmente, el candidato del PP a La Moncloa ha explicado que el lunes acudirá al debate 'a cuatro' con Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Unidos Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos) que organiza la Academia de Televisión "con espíritu deportivo" y la intención de "hacerlo bien".

Tras reiterar que de cara al 20D solo admitió participar en el 'cara a cara' con Pedro Sánchez por mantener "la tradición", ha explicado que ahora cree que, con varios candidatos autoproclamándose como segunda fuerza y 28 peticiones para participar en debates, lo "mejor y más sensato" es participar en la cita 'a cuatro'. "Y a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga", ha indicado.

Finalmente, ha subrayado que "nadie" le verá en esta campaña en ninguna valla o cartel, que cuestan mucho dinero --ha llamado al resto de formaciones a hacer lo mismo--, para defender que acudirá más a la televisión, donde uno puede explicarse.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies