Rajoy realizará a final de mes su primer viaje a China en el que visitará Shanghai y Pekín

Actualizado 05/07/2015 8:10:19 CET

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobiero, Mariano Rajoy, realizará del 25 al 27 de septiembre su primer viaje oficial a China, de carácter fundamentalmente económico y en el que tiene previsto encontrarse con el presidente de la República Popular, Xi Jinping, y con el Primer Ministro, Li Keqiang.

El Jefe del Ejecutivo llegará a Shanghai el día 25 y mantendrá un encuentro con empresarios chinos. De aquí se trasladará a Pekin, para reunirse con los dos máximos dirigentes políticos del país y también con empresarios españoles en China. El viaje se completará con un acto cultural en la embajada española.

Rajoy se traslada a la República Popular después de que a lo largo del año hayan visitado el país otras delegaciones españolas, dado el creciente peso económico mundial de China, uno de los mayores mercados del mundo y uno de los principales tenedores de deuda española.

La visita se produce además una vez aprobada la reforma de la llamada ley de justicia universal y que la Audiencia Nacional archivara el pasado mes de junio las dos causas que se seguían contra China por el genocidio y las torturas que se habrían cometido en el Tíbet y la represión contra los miembros del grupo Falun Gong.

Será el primer viaje a China de Rajoy, que se ha trasladado a Asia en dos ocasiones previas en esta legislatura, una visita oficial a Japón en octubre de 2013 y su participación en la Cumbre de Seguridad Nuclear en Seúl (Corea) en 2012.

ANTECEDENTES

El vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, viajó a la República Popular el pasado mes de febrero, en respuesta a la visita meses antes de una delegación parlamentaria china y en el marco del 40 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Tanto el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, como la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, han realizado recientemente sendos viajes, un país de "oportunidades" y con "posibilidades de invertir", en palabras de la 'número dos' del PP.

La última visita oficial del Ejecutivo español tuvo lugar en 2011, con el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, después de que tres meses antes Li Keqiang, entonces viceprimer ministro chino, hubiera viajado a España para firmar acuerdos comerciales por valor de unos 5.600 millones de euros.