Rajoy convoca en febrero el congreso del PP, con votaciones por compromisarios y no 'un militante, un voto'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El cónclave será en Madrid

Rajoy convoca en febrero el congreso del PP, con votaciones por compromisarios y no 'un militante, un voto'

Mariano Rajoy en la Junta Directiva Nacional
PP
Actualizado 07/11/2016 15:29:48 CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado este lunes a la cúpula del PP que el XVIII congreso nacional del partido se celebrará en el mes de febrero de 2017 en Madrid, con dos años de retraso con respecto al anterior por las sucesivas citas electorales. Ese cónclave se regirá por los actuales Estatutos, de forma que votarán los compromisarios elegidos en cada territorio, y no se aplicará la regla 'un militante, un voto' que defienden algunas voces dentro del PP.

En una rueda de prensa en la sede del PP, tras el comité de dirección que ha presidido Rajoy, el vicesecretario de Organización del partido, Fernando Martínez-Maillo, ha indicado que el próximo 14 de noviembre se reunirá la Junta Directiva Nacional para convocar ese cónclave, que tendrá lugar en Madrid.

Además, esa Junta Directiva Nacional -máximo órgano del partido entre congresos según establecen los propios Estatutos del PP-- se encargará de nombrar a un comité organizador de ese congreso nacional, cuáles serán las ponencias y los ponentes, así como el número de compromisarios que acudirán al mismo.

Una de esas ponencias que se someterán a debate es la de Estatutos, pero mientras no se aprueban unas nuevas reglas internas, en el cónclave de febrero regirán las que se aprobaron hace más de cuatro años en Sevilla porque "la ley está para cumplirla", en palabras del vicesecretario de Organización.

A raíz de ese congreso nacional, el PP celebrará los congresos regionales y provinciales, que también van con retraso, en los que ya se aplicarán las nuevas normas de funcionamiento interno que se aprueben en el congreso de febrero. "La idea que tenemos desde el partido es intentar cerrar todo el período congresual desde febrero hasta el verano", ha manifestado Maillo.

"EN EL PP VA A HABER URNAS"

El dirigente del PP ha asegurado que su sistema de votación por compromisarios es "tan democrático" como el de otras formaciones y ha señalado que eso no quiere decir que los compromisarios no voten. De hecho, ha explicado que si hay más solicitudes para ser compromisario de las permitidas en cada territorio se somete a votación y en listas abiertas.

"En el PP va a haber urnas y los afiliados podrán votar", ha exclamado, para subrayar que algunos defienden las primarias pero luego tienen congresos con "candidato único" como Ciudadanos o en el caso del PSOE las hacen pero cambian la "cerradura" del candidato elegido por los militantes en Madrid, en alusión a Tomás Gómez en Madrid.

"El souflé de las primarias también hay que bajarlo", ha apostillado. Sin embargo, algunas voces del PP --entre ellas el PP madrileño-- lleva meses defendiendo dar más voz a los más de 800.000 militantes del partido y apostar por la regla 'un militante, un voto'.

Maillo ha dicho que en todos los congresos hay un "elemento de renovación y de actualización". "El debate tiene que ser de fondo, de contenidos, de procedimientos y qué queremos ser. Y sobre las fortalezas que tenemos, cómo podemos seguir siendo el partido líder en España y de centro-derecha referente para los españoles", ha agregado.

UN PARTIDO "FUERTE" Y "COHESIONADO"

El dirigente del PP ha señalado que, una vez que hay Gobierno constituido se necesita un partido "fuerte" y "cohesionado" que le brinde apoyo en todas las estructuras territoriales, tanto a nivel nacional como autonómico y provincial. Según ha añadido, esa cita tiene una "extraordinaria importancia" para dar a conocer su "mensaje", que es el mismo en toda España, y fortalecer a la formación.

Dicho esto, Maillo ha quitado hierro al hecho de que no formen parte del Ejecutivo ninguno de los vicesecretarios generales, ya que, según ha dicho, ellos no se han colocado en las quinielas. Además, ha insistido en la importancia de que al lado de un Gobierno fuerte haya un partido "fuerte".

"Cometeríamos un error muy lamentable si todos los que estamos en el partido nos incorporamos todos de repente al Gobierno", ha manifestado, para añadir que ellos son aún "unos pipiolos" porque "acaban de llegar" y su trabajo aún no ha terminado. Si repiten o no en sus responsabilidades, ha proseguido, es una decisión que "se tomará en el próximo congreso".

Al ser preguntado si él también tiene ganas de seguir en su cargo como Cospedal en su puesto de secretaria general, ha indicado que él está "encantado" donde está y que "nunca" pensó en llegar donde ha llegado. "Estoy profundamente agradecido por la confianza y no aspiro a nada más que a hacer bien mi trabajo", ha declarado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies