Rajoy sitúa la inseguridad ciudadana entre sus "prioridades" y aboga por más policías y por endurecer "algunas penas"

Actualizado 20/04/2007 2:54:37 CET

Promete subidas de pensiones, más ayudas a los jóvenes para comprar un piso y resolver el problema de financiación en los Ayuntamientos

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, adelantó hoy en el programa de TVE 'Tengo una pregunta para usted' que la lucha contra la inseguridad ciudadana será una de sus "prioridades" y abogó por más policías y por el endurecimiento de "algunas penas" para combatir las nuevas formas de delincuencia. Además se comprometió a subir "algunas pensiones", que son "una vergüenza", y a dar más ayudas a los jóvenes para poder comprarse un piso.

Rajoy adelantó que en su programa electoral sus "tres prioridades" serán: la economía, para mejorar el bienestar y la riqueza; el fenómeno de la inmigración, un "tema muy importante" que, a su juicio, hay que "tomarse muy en serio"; y, la lucha contra la inseguridad ciudadana, un "tema capital".

Señaló que han aparecido "nuevas formas de delincuencia y añadió que para combatirla hay que emplear más medios materiales y personales, incrementar las plantillas de la Policía y la Guardia Civil, volver a poner en la calle a la policía de proximidad y endurecer algunas penas, porque "no es de recibo" que una persona sea detenida varias veces y que al poco tiempo esté en la calle.

Dicho esto aseguró, en respuesta a la pregunta de Juan Martín, que no está a favor de la cadena perpetua. "Sí a favor del cumplimiento íntegro de las penas de los terroristas y por eso estoy en desacuerdo con lo que ha ocurrido con el etarra De Juana Chaos", resaltó.

SUBIR "ALGUNAS PENSIONES".

En otro momento del programa, el presidente del PP se comprometió a tomar medidas para que España tenga una "economía fuerte" y así poder hacer una "política social de verdad". "El PP fue subiendo las pensiones poco a poco y no le quepa duda que entre mis objetivos capitales está subir algunas pensiones, que son de verdadera vergüenza y no nada nada que no sepa una persona normal", respondió a María Violeta Aranguren, que se quejó de tener una pensión no contributiva de 300 euros.

Ante las quejas de los agricultores, como los cítricos o la leche, el líder del PP apostó por hacer agrupaciones de productores de leche o de ganaderos y así "poder negociar todos conjuntamente con esas personas que venden a los supermercados y los distribuidores". A su juicio, no hay que intervenir demasiado en el mercado, pero "sí ante una situación injusta".

En cuanto a la vivienda, recalcó que el PP "no haría un Ministerio de la Vivienda" como el PSOE, sino que liberalizaría el suelo porque "hay mucho", poniendo como límite el respeto al medio ambiente y el "sentido común". Además, dijo que si gobernase aumentaría las ayudas a los jóvenes y resolvería el problema de la financiación de los ayuntamientos. "Esto es un punto básico de mi programa electoral", advirtió.

DINERO Y CAPACIDAD DE GESTION CONTRA LISTAS DE ESPERA.

Igualmente, el presidente del PP también afirmó que la sanidad será una de sus "prioridades básicas" si bien admitió que, como las competencias están transferidas, la resolución de muchos problemas corresponden a las comunidades autónomas. Para hacer frente a las listas de espera, abogó por "más medios materiales y capacidad de gestión".

Cuando llegó el capítulo dedicado a la Educación, Rajoy advirtió de que los más jóvenes deben prepararse para competir en un mundo moderno y que, para ello, es fundamental que tengan un sistema educativo donde el inglés y las matemáticas sean las 'estrellas' de los planes de enseñanza.

"Y me parece muy bien que además se hable en catalán, valenciano, en euskera o en gallego. El modelo ideal es que los chicos salieran con los tres (idiomas, esto es, castellano, su lengua cooficial y el inglés), pero me gustaría que los padres pudieran elegir el procedimiento (...). Y habrá que empezar a estudiar chino", enfatizó.

PODER JUDICIAL E INMIGRACIÓN

Cuando se le preguntó qué haría para garantizar un poder judicial independiente de las siglas de los partidos, el líder de la oposición apostó por hacer "pedagogía" sobre la relevancia de respetar la independencia de los jueces. "Tenemos que respetar y acatar lo que digan los tribunales", apostilló.

A continuación, añadió que no se debería cuestionar ninguna de sus decisiones, incluso cuando se llama a declarar a algunos políticos como el lehendakari, Juan José Ibarretxe. "Yo he ido cuatro veces a un juzgado. Me han tenido cuatro horas sentando. Eso a nadie le divierte. Pero me pareció muy bien. Y si me citan 15 veces más, me parecerá muy bien", enfatizó.

A lo largo del debate, también tomaron la palabra dos ciudadanos que se identificaron por su país de origen: Marruecos y Perú. El primero le pidió que le explicase cuál era su concepto de multiculturalidad y qué política de inmigración pretendía llevar a cabo si recuperaba el poder.

Rajoy recordó sus orígenes gallegos e incluso indicó que tanto él como su esposa tenían familiares emigrantes. "Comprenderán que siendo de un lugar donde tanta gente ha sido emigrante, estoy a favor de la inmigración", dijo, agregando que, en todo caso, su posición pasa por luchar contra las mafias que fomentan la inmigración ilegal y exigir los mismos "derechos, deberes y obligaciones" para los españoles que para los que lleguen de fuera.

URBANISMO Y CORRUPCIÓN POLÍTICA

En distintas ocasiones, Rajoy fue preguntado por urbanismo y corrupción de políticos. Recalcó que era importante trasladar que en España existen muchos alcaldes y que, la gran mayoría, no han sido acusados de cometer ningún delito. "Yo soy partidario de que se aplique la Ley, de que funcione la Fiscalía, la Policía y la Guardia Civil".

Tras aclarar que no piensa llevar en sus listas electorales a ningún compañero que haya sido condenado por un tribunal, matizó que otra cosa es ser acusado y abogó por que se mantenga "la presunción de inocencia" hasta que la Justicia se pronuncie. En cuanto a estrategia urbanística, se declaró partidario de liberalizar el suelo y hacer cumplir las leyes con "coraje, ganas y fortaleza".

PENSIONES, DISCAPACITADOS Y FUNCIONARIOS

Poco más tarde, Rajoy fue interpelado de nuevo por la escasez de las pensiones que reciben. "Hay que hacer un esfuerzo para subirlas", remachó, después de recordar que el Ejecutivo 'popular' subió algunas pensiones hasta un 60 por ciento y que recibiera como réplica que el 60 por ciento de 600 euros sigue siendo muy poco dinero.

También se dirigió al presidente del PP un minusválido que le demandó que hiciese público cuál era su plan para beneficiar a este colectivo en un futuro, una cuestión a la que el dirigente 'popular' respondió determinando que hace faltan "recursos" y garantías de igualdad en derechos y oportunidades.

La última pregunta que recibió Rajoy provenía de una funcionaria que sacó a colación los problemas que tuvo el ahora jefe de la oposición cuando fue ministro de Administraciones Públicas, y que le reclamó que se comprometiera a recuperar el poder adquisitivo de este gremio si ganara los próximos comicios. Él aseveró que, por responsabilidad, no podía hacer eso sin conocer al detalle las cifras y su 'entrevistadora' añadió: "¿Sabe lo que gana un auxiliar administrativo?".

"¿Un auxiliar administrativo con plaza y un sueldo para toda la vida? --contestó Rajoy--. Bastante más que las viudas que me acaban de preguntar". Fue repreguntado y tuvo que reconocer que desconocía lo que se le preguntaba específicamente, pero inmediatamente le fue aclarado: "800 euros".

Finalizó su intervención comprometiéndose a "trabajar" para intentar mejorar el poder adquisitivo de los funcionarios y, como ya hizo con otra de las 'ciudadanas', se comprometió a mantener una reunión con su interlocutora para debatir este asunto. "Y si tiene razón al cien por cien, le apoyaría", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies