Iglesias ataca al PP con la corrupción y Rajoy le receta prudencia: "Los españoles les van conociendo"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Iglesias ataca al PP con la corrupción y Rajoy le receta prudencia: "Los españoles les van conociendo"

Rajoy y Pablo Iglesiasa en el Congreso
EUROPA PRESS
Actualizado 27/10/2016 13:16:55 CET

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

SIGUE EN DIRECTO EL DEBATE DE INVESTIDURA

El secretario general de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha cargado contra los casos de corrupción en el seno del PP en su réplica contra el candidato 'popular' Mariano Rajoy, unas acusaciones que éste ha respondido en tono pausado, recalcando que él ha reconocido sus errores y aprendido de ellos, e incluso aconsejando a Podemos que haga lo mismo.

Rajoy ha tirado de su habitual sorna para responder con calma a un Iglesias que sí ha subido el tono y ha llegado a pedir a los diputados del PP que "se callen" cuando en el hemiciclo se hable de delincuentes. El líder de Podemos ha mencionado los casos de los exdiputados Pedro de la Serna y Vicente Martínez Pujalte, además del exministro José Manuel Soria, que han dejado sus cargos tras ser implicados en escándalos.

Y, después de que el presidente en funciones haya dejado claro que él no teme a las manifestaciones "ni a casi nada", Iglesias le ha replicado que el PP "a lo que tiene miedo es a los jueces, o a la Policía buscando discos duros o registrando 13 horas la sede de su partido".

También le ha recordado sus mensajes al extesorero del PP, Luis Bárcenas, después de que Rajoy le admitiese que lo suyo no son "los debates de Twitter" y las "descalificaciones gruesas donde no hay que pensar ni argumentar".

"Le creo cuando dice que no se maneja bien con Twitter, eso esí, con los SMS se maneja usted de maravilla", le ha espetado. Pero tampoco entonces Rajoy ha perdido la calma: "Con los SMS me manejé peor, pero ahora también voy mejorando".

EL PP HA CONVERTIDO "LAS INSTITUCIONES EN SU CORTIJO"

"He aprendido que es bueno en la vida reconocer los errores y es bueno rectificar, por eso permítame que se lo recomiende, y se lo digo con afecto, que se fije en mí", le ha dicho el 'popular' a su interlocutor. Iglesias le ha respondido que la corrupción se combate luchando contra el fraude fiscal, cerrando las puertas giratorias y haciendo "lo contrario" de lo que hace el PP, a quien ha acusado de convertir "las instituciones en su cortijo".

Rajoy ha aludido en varias ocasiones a la pérdida de votos que Unidos Podemos sufrió entre el 20D y el 26J y le ha avisado de que, aunque tener "un alto concepto de su fuerza política y de sí mismo" puede ser "cómodo" en la vida, "la realidad es implacable".

De hecho, le ha avisado de que la pérdida de votos se debe a que "los españoles ya les van conociendo" y también de que su estrategia de criticarlo todo y "decir que no hay nada bueno acaba no gustando a la gente, no es rentable ni le va a funcionar en el futuro". También se ha permitido decirle que "si no se es ponderado no se llega a ningún sitio", pese a decir que no quería entrar en "disquisiciones sobre las estrategias" de los partidos.

PODEMOS, "ENFRENTE" DEL PP

Para Iglesias, en cambio, la realidad que es "implacable" es la de los recortes del PP y quien debería ser prudente es Rajoy, porque ha vuelto a niveles de voto de los años noventa mientras Podemos ha conseguido 5 millones de voto en dos años y medio de vida. "A veces las cosas no llegan inmediatamente, solamente tardan un poquito más", ha dicho, en un discurso en el que ha insistido una y otra vez en que es Podemos quien está "enfrente" del PP.

También ha advertido a Rajoy de que tiene "más españoles en contra que a favor" --"más españoles y mucho españoles", ha añadido recordando un conocido tropiezo del presidente--.

Todo ello porque el candidato ha subrayado a Podemos que si está pidiendo la confianza de la Cámara es porque el PP obtuvo la confianza mayoritaria de los ciudadanos, por mucho que Podemos le considere "un espanto" o "la quintaesencia de todos los males".

Eso es democracia, ha dicho, antes de añadir: "Es bueno que lo interioricemos todos. Yo lo he interiorizado, usted no lo sé todavía". También le ha recordado a Iglesias que los demás no han sido capaces de "articular una mayoría razonable".

Poco después ha sido Iglesias quien le ha dicho a Rajoy que tendrá que ser "demócrata" y aceptar un gobierno de Podemos si un día este partido gana las elecciones, porque el 'popular' ha dicho que le gustaría no conocer nunca un gobierno de la formación morada. Luego se ha defendido diciendo que al menos sí le gustaría tener "una idea" de lo que querría hacer, porque en el debate "no ha aportado ni una sola idea".

"RODEA EL CONGRESO"

El rifirrafe entre ambos ha incluido un cruce de reproches al hilo de la manifestación 'Rodea el Congreso' prevista para el sábado por la tarde, cuando se prevé que Rajoy salga investido y que Podemos apoya.

El líder del PP, tras dejar claro que no tiene miedo a las manifestaciones ni a las huelgas, se ha preguntado si acaso la gente protesta porque, tras clamar el 15M que los partidos tradicionales no los representaban, ahora tampoco se sienten representados por Podemos.

"Alguien puede pensar que no está haciendo bien usted su trabajo porque la gente se ve obligada a salir a las calles", le ha dicho, antes de insistir en su advertencia general a Podemos: "Todo el mundo sabía que yo no era perfecto, lo que no sé si todo el mundo sabía que alguien más tampoco era perfecto".

Iglesias le ha respondido que la democracia no es sólo votar y que la gente tiene derecho a movilizarse y defender sus derechos, ha aprovechado para afearle la "ley mordaza" y le ha recordado cómo el PP también se manifestó cuando estaba en la oposición. Al final ambos han dejado claro su respeto y su apoyo al derecho de manifestación y de huelga.

Con todo, Rajoy se ha preguntado qué sucedería si el candidato a la investidura fuese Pablo Iglesias y durante el debate hubiese en la calle manifestantes convocados por el PP --"yo también puedo convocar, si pedimos que vengan mil vendrían"--. Sus palabras han generado protestas en la bancada de Podemos, llamada al orden de la presidenta de la cámara y una aclaración del propio Rajoy: "Yo no he dicho que ustedes convocaran a nadie, he preguntado qué pasaría si yo convocara".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies