Raúl Castro y Dilma Roussef, dudas para la Cumbre de Veracruz

 

Raúl Castro y Dilma Roussef, dudas para la Cumbre de Veracruz

Peña Nieto y Raúl Castro en La Habana
NOTIMEX
Actualizado 03/12/2014 14:53:59 CET

México rompe con la tradición de invitar a las Primeras Damas iberoamericanas

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Cuba y Brasil, Raúl Castro y Dilma Rousseff, son asistencias dudosas a día de hoy en la próxima XXIV Cumbre Iberoamericana de Veracruz (México), que se celebrará entre el 8 y el 9 de diciembre, han informado este miércoles fuentes diplomáticas españolas.

El Gobierno español, cuyo ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, visitó La Habana la semana pasada --aunque no le recibió Raúl Castro-- ha percibido "voluntad" en las autoridades cubanas de estar representadas al máximo nivel en Veracruz, según las mismas fuentes.

El problema estriba en que La Habana acoge en las mismas fechas una cumbre de los países caribeños de la Comunidad del Caricom a la que Cuba concede también mucha importancia.

La coincidencia de las dos citas dificulta la presencia de Raúl Castro en la Cumbre Iberoamericana, una reunión a la que nunca ha asistido y en la que Cuba suele estar representada a nivel de vicepresidente o canciller de Exteriores desde el año 2000, última edición en la que participó Fidel Castro.

En las últimas semanas, en círculos diplomáticos se apuntaba la posibilidad de que Raúl Castro estuviera presente en Veracruz.

La presidenta brasileña tampoco ha confirmado a día de hoy su asistencia ni ha excusado asistir, según las mismas fuentes. Hasta la fecha, la única baja confirmada es la de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, a quien sus médicos han recomendado que limite sus viajes. La presidenta argentina se desplazará a Ecuador unos días antes para la cumbre de Unasur los días 4 y 5 de diciembre.

Quien sí ha confirmado asistencia a la cumbre de Veracruz es el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que faltó a la edición anterior en Panamá, pero que sí estuvo en la Cumbre de Cádiz de 2012, a la que acudió en calidad de vicepresidente representando al entonces presidente de su país, Hugo Chávez, enfermo de cáncer.

También se espera en Veracruz la presencia del presidente saliente de Uruguay, José Mujica, ausente habitual en estas cumbres por motivos de salud.

ALTO NIVEL DE PARTICIPACIÓN

El Gobierno español espera en todo caso un alto nivel de presencia de los mandatarios iberoamericanos en Veracruz, tras el fiasco que supuso la edición anterior en Panamá, a la que faltó la mitad de los dirigentes.

Por parte de España, encabezarán la delegación española el Rey Felipe VI, que acudirá sin su esposa, la Reina Doña Letizia, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

México, anfitrión de la cumbre y país que acogió la primera de estas reuniones en Guadalajara en 1991, se ha empleado a fondo en la organización de la cita, que puede convertirse --si se confirma un elevado nivel de participación-- en un respaldo internacional al presidente Enrique Peña Nieto, que pasa en la actualidad por un momento delicado a nivel interno como consecuencia de la desaparición de 43 estudiantes en el Estado de Guerrero.

La crispación que estos sucesos han generado entre los mexicanos, así como la polémica en torno a la compra de una mansión por parte de la Primera Dama mexicana, Angelica Rivera, a un empresario que ha conseguido cuantiosos contratos con el Gobierno de Peña Nieto, parecen estar detrás de la decisión de los organizadores mexicanos de romper con la tradición de los últimos años de invitar a las Primeras Damas iberoamericanas a la Cumbre.

Las mujeres de los mandatarios y los esposos (menos numerosos) de las presidentas iberoamericanas solían acompañar a sus parejas a estas citas. No participaban en los debates de la cumbre, pero sí en las ceremonias de inauguración y clausura. Además se les organizaba ---aunque no ha sido así todos los años-- un programa paralelo de actividades culturales.

LA CUMBRE DE LA REFUNDACIÓN

La cumbre de Veracruz está llamada a culminar el proceso de renovación de este foro que se lanzó en Cádiz en 2012. Será la última cumbre anual, ya que la próxima cita tendrá lugar en 2016 en Colombia después de que el año pasado se decidiera pasar a un formato de cumbres bienales, ya que en la actualidad son varios los foros regionales que reúnen a los mandatarios latinoamericanos.

En Veracruz los líderes también van a aprobar un nuevo reparto de cuotas a la Secretaría General Iberoamericana, el órgano con sede en Madrid que sirve de apoyo a la organización de las cumbres y hace un seguimiento de los programas iberoamericanos de cooperación que se acuerdan en las cumbres.

Los países latinoamericanos aceptarán aumentar su cuota del 30 al 35 por ciento durante 2015 y 2016, para que la Península Ibérica (España, Portugal y Andorra) baje la suya del 70 al 65 por ciento. El plan es que en 2017 se vuelva a revisar el reparto de cuotas para pasar a un 60% (Península Ibérica), 40% (América Latina).

De esta manera, en el horizonte de 2018 España se ahorraría unos 400.000 euros en su cuota a la Segib, que en la actualidad asciende a unos 4 millones de euros. Además de este dinero para sostener fundamentalmente la estructura de la Segib, España aporta otros 3,5 millones de euros anuales en contribuciones voluntarias a programas de cooperación iberoamericanos, como el programa Ibermedia o Ibermuseos.

La cumbre de Veracruz estará dedicada al tema de la Educación, la Cultura y la Innovación y aspira a lanzar varias iniciativas destinadas a facilitar la movilidad de estudiantes, profesionales e investigadores por la comunidad iberoamericana, pero también de trabajadores entre empresas.

En la cumbre se lanzará también el proyecto de creación de una Tarjeta Joven Iberoamericana, que ofrecerá descuentos a los beneficiarios al estilo del Carné Joven Europeo, y se impulsará la iniciativa de crear un Centro de Arbitraje que dé la oportunidad de resolver los diferendos mercantiles entre empresas para evitar ir a los tribunales.

Como en las últimas ediciones, en los márgenes de la Cumbre se celebrarán un encuentro empresarial y un foro de comunicación que agrupará a los principales grupos mediáticos de la región.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies