La reforma sanitaria de Mato permite ahorrar en 6 meses casi la mitad de los 7.000 millones previstos

Ana Mato
EUROPA PRESS
Actualizado 27/02/2013 21:23:38 CET

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha anunciado que durante los seis primeros meses desde la entrada en vigor de su reforma sanitaria se ha logrado ahorrar 3.063 millones de euros, un 42 por ciento de los 7.267 millones previstos con las medidas que entraron en vigor el pasado mes de abril.

Así lo ha aseverado durante su intervención en la Comisión de Sanidad del Congreso, donde acumulaba desde hace un año más de 50 peticiones de comparecencia por los grupos de la oposición.

"Hemos tenido que tomar decisiones muy duras y muy difíciles, en medio de un contexto económico internacional adverso, y con una oposición más preocupada de destruir que por aportar. Pero lo hemos hecho, con rigor, seriedad y sentido de la responsabilidad", ha aseverado la ministra.

Una de las medidas que más ahorro inmediato ha permitido conseguir es el nuevo sistema de copago farmacéutico según renta, lo que ha permitido lograr un ahorro de 1.225 millones de euros desde que entró en vigor el pasado 1 de julio. Además, en enero de este año el gasto farmacéutico se ha reducido en unos 118 millones de euros.

El número de recetas facturadas también se ha reducido, con casi 70 millones de recetas menos con respecto al mismo periodo del año pasado, lo que ha supuesto 80,6 millones de euros desde julio.

Por otro lado, Mato también ha destacado la actualización de precios de los medicamentos y la dispensación del medicamento con el precio más bajo, lo que ha permitido que "cerca de mil presentaciones hayan bajado su precio".

Asimismo, la ministra ha destacado que la plataforma de compras centralizadas ha logrado unos ahorros valorados en 80 millones de euros, 37 millones en vacunas. De hecho, ha explicado que en un caso concreto el precio de una de las vacunas se ha fijado en torno a 31 euros "cuando había comunidades que la pagaban a 70".

La ministra también ha defendido la exclusión de los inmigrantes en situación irregular de la tarjeta sanitaria --"por más que quisiéramos, no podemos pagar la sanidad a todos los ciudadanos que vienen a España-- y la desfinanciación de más de 400 medicamentos, que ha permitido financiar otros medicamentos nuevos, como uno para prevenir el ictus asociado a fibrilación auricular, otro para el angioedema hereditario o otro para la hepatitis C.

La ministra ha avanzado además que la tarjeta sanitaria "ya es interoperable para todo el territorio español" y, según ha añadido, "en breve" estarán también disponibles la historia clínica digital y la receta electrónica "en todo el territorio".

De hecho, la información clínica ya es interoperable para 16,3 millones de personas en 11 comunidades. "Sin duda un gran paso para la puesta en marcha de la telemedicina", ha celebrado.

RESPETO A DECISIONES DE LAS CC.AA.

Mato ha defendido la importancia que supuso el Plan de Pago a proveedores para reducir la deuda de las comunidades y el tiempo medio de pago. Asimismo, ha aseverado que respeta "todas las decisiones" que aborden "siempre que no se invadan las competencias que son exclusivas del Estado y no supongan una discriminación para los ciudadanos".

En este sentido, ha recordado los recursos de inconstitucionalidad ante las tasas del euro por receta de Cataluña y Madrid, y también el interpuesto a la Junta de Andalucía por la subasta de medicamentos. "Hubiésemos recurrido igualmente, se tratase del Gobierno que se tratase", ha aseverado.

Asimismo, ha insistido en la necesidad de llegar a un "gran acuerdo nacional" en materia sanitaria, para lo que pide a la oposición que "pierda el miedo a los grandes pactos de estado". "Este reto no es de unos ni de otros, no es de izquierdas ni de derechas, es de todos y para todos los españoles", ha dicho.

Por otro lado, ha recordado que la colaboración del sector público con el sector privado se contrata "desde hace décadas", "también en el sector sanitario y también cuando gobierna la izquierda".

"Dejemos cuanto antes las demagogias, y centrémonos en lo que realmente importa, que los ciudadanos tengan a acceso a una sanidad pública, universal, gratuita y de calidad, independientemente de donde viva y de quien preste el servicio", ha aseverado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies