El fiscal dice que la trama funcionaba como "una mínima organización estable" para obtener beneficios

Actualizado 14/11/2007 16:31:31 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix, aseguró hoy que los funcionarios del Ayuntamiento que dirige Alberto Ruiz-Gallardón implicados en una presunta trama de corrupción funcionaban como "una mínima organización estable" que obtenía beneficios a través del cobro de comisiones por agilizar la tramitación de expedientes para la apertura de locales.

En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, Moix especificó que los funcionarios investigados integraban "una organización con una estabilidad que permanece en el tiempo y que ha ido realizando una actuación dirigida a obtener dinero".

Moix descartó que el operativo desarrollado por la Guardia Civil, dirigido por el Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, tenga alguna "conexión política o guarde relación con la operación Malaya", al tratarse de funcionarios que "han hechos acciones concretas de agilización de expedientes".

El fiscal jefe aclaró que las detenciones practicadas no son por delitos urbanísticos, sino que serían más por cohecho como consecuencia del cobro de comisiones relacionados con expedientes administrativos.

En cuanto a la cuantía de las comisiones cobradas por el grupo de funcionarios, insistió en que todavía es difícil "cuantificar el monto total del dinero que se ha manejado". "Eso se valorará una vez que analicemos los datos que maneja la Guardia Civil", apuntó.

Finalmente, se mostró convencido de que la operación desarrollada por la Guardia Civil, a instancia del juez instructor, permitirá desmantelar por completo la supuesta trama de corrupción detectada en el Consistorio de la capital.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies