Gallardón dice que no tolerará ninguna actuación irregular y destaca la honradez de los funcionarios

Actualizado 14/11/2007 14:13:45 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró hoy que "no se va a tolerar" ningún tipo de actuación irregular de los funcionarios que trabajan en el Ayuntamiento, en relación a los registros judiciales que la Guardia Civil está practicando desde primera hora de esta mañana en distintas sedes municipales.

"Este tipo de actuaciones no pueden poner en cuestión el trabajo de los miles de funcionarios que diariamente prestan, con honradez, dedicación y vocación de servicio, su trabajo a los madrileños. En un colectivo de más de 20.000 personas, que exista un número que no llega a 20 (funcionarios presuntamente implicados) no puede llevar a los ciudadanos a dudar de los funcionarios municipales", ahondó Gallardón en declaraciones a los medios.

Asimismo, confirmó que la operación dirigida por el Juzgado de Instrucción número 32, iniciada desde antes del verano en colaboración con la propia Administración local, está relacionada con presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias y cohecho consistentes en el cobro de comisiones para agilizar licencias precisas para la apertura o el funcionamiento de locales en la ciudad.

El alcalde explicó que esta operación "está sujeta a secreto de sumario" y la comunicación de la misma "corresponde al Juzgado de Instrucción que la está tramitando". "Desde que se iniciaron estas actuaciones, antes del verano, se ha producido una tramitación conjunta con el juzgado a efecto de facilitar toda la información necesaria y determinar la responsabilidad de las personas imputadas como consecuencia de esta investigación", agregó.

Gallardón dijo, además, que la operación ha sido conjunta entre la Guardia Civil y la Policía municipal, que "han desarrollado actuaciones conjuntas en aquellos puntos donde existía una imputación directa por parte del juez".

"El Ayuntamiento", continuó, "no va a tolerar nunca ningún tipo de actuación irregular por parte de las personas que tienen la obligación de estar siempre a la atención de los ciudadanos con objetividad, claridad, y ningún tipo de favoritismo".

Así, afirmó que denunciará "cualquier comportamiento que pueda desviarse de la obligación de un funcionario", y que "siempre que exista una actuación irregular se actuará como corresponde a un Estado de Derecho y con el reproche del poder judicial, los jueces y los tribunales".

Preguntado por si esta investigación tiene alguna implicación con Monserrat Corulla, presunta testaferro de Juan Antonio Roca, el supuesto cerebro de la trama de corrupción urbanística en Marbella, Gallardón dijo que ha habido una confusión por el apellido del juez José Antonio Torres, ya que el juez de este caso se apellida igual que el que instruyó el Caso Malaya. "Es el mismo apellido pero son dos personas diferentes", explicó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies