La Reina preside hoy en Toledo la firma de un convenio entre Junta y FAD para desarrollar programas preventivos

AP
Actualizado 22/01/2008 11:01:35 CET

TOLEDO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Su Majestad la Reina Doña Sofía presidirá hoy martes, 22 de enero, en el Museo de Santa Cruz de Toledo la firma de un convenio pionero en materia de prevención de los consumos de drogas y otras conductas de riesgo social, entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

Doña Sofía estará acompañada en este acto por el presidente regional, José María Barreda, y el presidente de la FAD, José Ángel Sánchez Asiaín, así como del profesor y filósofo José Antonio Marina y distintas personalidades del ámbito educativo.

El documento recoge el desarrollo de seis programas preventivos en materia de drogodependencias en el territorio de Castilla-La Mancha: uno de ellos en el ámbito educativo, tres dirigidos a los jóvenes escolarizados y a las asociaciones juveniles, otro en el ámbito familiar, dirigido a los padres, y el último en Atención Primaria, dirigido a los profesionales sanitarios.

Plantea el tema de la prevención de una forma global e integral, haciendo que todos los agentes implicados se pongan a realizar un proyecto común, lo que también incluye a las distintas áreas de la Administración regional relacionadas con educación, sanidad, familiar y juventud.

La firma, que supondrá un desembolso económico de 448.632 euros cada uno de los tres años que estará en vigor --lo que supone una inversión de 1,3 millones de euros en total--, y hará posibles múltiples acciones de prevención entre los escolares castellano-manchegos, sus profesores y sus familias.

La colaboración entre la Junta de Comunidades y la FAD se remonta a 1994, con el convenio marco firmado bajo la presidencia de la Reina por el entonces presidente regional, José Bono, y el que fuera presidente de la Fundación, Manuel Gutiérrez Mellado.

Durante estos 14 años de cooperación, el programa más implantado ha sido 'Prevenir para Vivir', que comenzó a ejecutarse en Castilla-La Mancha en el curso 2002-2003. En esos cinco cursos, un total de 860 de los 10.24 centros de Educación Infantil, Primaria y Secundaria existentes en la región han participado en el programa, lo que supone que se ha aplicado en algún momento en el 84,4 por ciento de los centros escolares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies