Trinidad Jiménez elude hablar del nombramiento y recuerda que es algo que compete a Zapatero

Actualizado 20/10/2010 11:28:33 CET

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La hasta ahora ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha eludido hablar sobre su posible nombramiento como responsable de la cartera de Exteriores, tras el anuncio de una posible remodelación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

A la entrada al pleno del Congreso, Jiménez, que en todo momento ha mostrado una amplia sonrisa, ha asegurado ser "muy respetuosa y comedida" con los acontecimientos y ha reiterado que la decisión de cambio de Gobierno compete "exclusivamente" a Zapatero.

Asimismo, el resto de ministros, que fueron interrogados a la entrada del Pleno, tampoco han querido pronunciarse al respecto, excepto el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que preguntado por su sucesor --previsiblemente será Valeriano Gómez-- ha aseverado que es una "excelente persona" y un "buen amigo".

No obstante, ha señalado que tendrá que esperar una confirmación de que sea él su sucesor en la cartera de Trabajo. Por su parte, la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha aseverado que se ha enterado de los posibles cambios por los medios y ha recordado la necesidad de esperar que Zapatero lo anuncie.

El vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, ha asegurado también que las únicas informaciones que tiene es de la radio y ha reconocido que no sabe si le gustará la nueva remodelación del Ejecutivo. "Cuando se confirme lo diré", ha señalado.