Resumen.- CiU y PSC evitan "criminalizar" al 15M por el bloqueo del Parlamento catalán e ICV no declara

Eloy Velasco En Barcelona
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 20:41:07 CET

López Tena (SI) y la defensa cargan contra el "infame" dispositivo policial de Puig

BARCELONA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ocho diputados del Parlamento catalán que han declarado este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional (AN) Eloy Velasco han coincidido en evitar "criminalizar" al movimiento 15M del bloqueo de la Cámara catalana el 15 de junio, y han reducido la responsabilidad de los altercados a un pequeño número de manifestantes, y los dos parlamentarios de ICV-EUiA no han acudido pero deberán hacerlo en Madrid.

"No hemos venido a criminalizar a ningún movimiento de protesta, sino a aquellos que han utilizado la coacción y la amenaza", ha resumido el portavoz de CiU en el Parlamento catalán, Jordi Turull, después de declarar en Barcelona como testigo de los incidentes.

En la misma línea, la socialista y exconsellera de Justicia Montserrat Tura ha exculpado a los 'indignados', y ha centrado sus críticas en las personas que bloquearon el Parlamento catalán y a quienes ha acusado de "prostituir" el movimiento 15M con esta acción.

Mientras que CiU y PSC no se han pronunciado sobre el dispositivo de seguridad organizado por el consejero de Interior, Felip Puig, el portavoz de SI, Alfonso López Tena, lo ha considerado culpable de los disturbios por haber creado "una ratonera" en torno al parque de la Ciutadella, sede del Parlamento catalán.

"Responsabilizo totalmente (a Felip Puig) por su incompetencia y mala voluntad, ya que él sabía desde hacía días que los 'indignados' se concentrarían", ha afirmado ante los medios, utilizando los mismos argumentos que la defensa.

De hecho, Jaume Asens, uno de los abogados de los imputados, ha coincidido con el independentista en señalar la responsabilidad de Puig con un dispositivo que ha tildado de infame: "Creó las condiciones para lo que sucedió".

Ante Velasco han comparecido también a lo largo de la mañana los diputados de CiU Gerard Figueras, Josep Maria Llop, Santi Vila e Isabel Marcos, y el diputado socialista Ernest Maragall.

Sin embargo, no lo han hecho los dos de ICV-EUiA citados, Joan Boada y Salvador Milà que habían remitido un escrito para no declarar porque no quieren colaborar en un procedimiento judicial "iniciado por un movimiento de extrema derecha" como Manos Limpias, pero serán llamados en próximas fechas para hacerlo en Madrid.

Precisamente, el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, ha acusado a los ecosocialistas de "cómplices" de los que bloquearon el Parlament por no acudir a la cita, aunque sí ha elogiado la actitud de CiU, que ha calificado de valiente.

INSULTOS EN LA CALLE

Los diputados han llegado escoltados para declarar desde las 9.30 horas a la Audiencia de Barcelona, recibidos con abucheos, gritos e insultos: A Tura los concentrados le han gritado 'Tura fascista, estás en la lista' y, minutos más tarde, Turull y Vila, han entrado al edificio bajo insultos de 'basura' y 'cerdos'.

Los manifestantes han permanecido ante el edificio a lo largo de la mañana --primero han sido más de cien y al final se han quedado en 50--, y a la salida de la exconsellera socialista, que se ha plantado frente a ellos, la han perseguido y desde la acera de enfrente le han vuelto a insultar llamándola 'torturadora'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies