Un perito entiende que anotaciones halladas sobre sociedades de Roca no son una contabilidad

Una Perito Declarando En El Juicio Del Caso 'Malaya'
EUROPA PRESS
Actualizado 30/05/2011 18:10:33 CET

Expertos financieros que asesoraron a una promotora declaran que había actividad "totalmente real" y no vieron "nada irregular"

MÁLAGA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Una perito propuesta por la defensa del acusado Salvador Gardoqui, considerado por las acusaciones el contable del presunto cerebro de la trama de corrupción en Marbella (Málaga), Juan Antonio Roca, en la sociedad Maras Asesores, ha asegurado que las anotaciones halladas sobre empresas vinculadas al principal acusado no cumplen las normas contables y, por tanto, no son una contabilidad formal, y ha apuntado que "sirven a necesidades particulares" de información de Roca.

En una nueva sesión del juicio del caso 'Malaya', sobre dicha presunta trama, la perito ha rechazado que se pueda hablar de una unidad de caja, al indicar que "son únicamente apuntes parciales contables, que no han sido examinados en su totalidad por la Agencia Tributaria porque únicamente se sabe los saldos iniciales y finales de esas cuentas de bancos parciales de algunas sociedades", concluyendo que se trata de "un examen parcial".

Ha explicado que se trata de "simples anotaciones numéricas destinadas a una información muy personal y muy particular del señor Roca", pero ha rechazado que fueran para "cumplir con los principios contables más elementales". Ha indicado que no se trata de libros de caja ni auxiliares porque no reúnen los requisitos de los planes generales de contabilidad, sino más bien previsiones, "que muchas veces no aparecen plasmadas en hechos ni cuentas concretos".

"Una cosa que no ha nacido al mundo contable no podemos decir que es una contabilidad, son unos meros apuntes destinados a satisfacer unas necesidades particulares, con una información sesgada y para unos fines totalmente parciales para un señor", ha insistido la experta en Hacienda, quien ha añadido que Gardoqui, al elaborar esas anotaciones, "no está realizando labores de contable", sino que "ha trasladado unas notas incompletas y con abreviaturas".

Asimismo, a preguntas de las acusaciones, ha incidido en que el reflejo informático de estas anotaciones sólo tienen "la utilidad personal para las necesidades de información del señor Roca" y entiende que el que se aluda al Ayuntamiento en el concepto de salidas y bajo la denominación de empresas no es indicativo de circunstancia especial o anómala alguna. Ha apuntado que no se puede comprobar la verosimilitud.

Ha dicho que esas sociedades pueden tener "una contabilidad oficial", aunque las desconoce, y ha añadido que los apuntes tendrían su utilidad y trascendencia económica "para quien iban dirigidas". Preguntada por el abogado del Ayuntamiento sobre si cree que "una organización criminal en el manejo de sus fondos tiene algún interés en regirse por el plan general de contabilidad o en llevar una contabilidad con partida doble", ha contestado que "no es objeto" de su pericia.

EXASESORES

Entre los testigos que han declarado en la sesión de este lunes se encuentran dos exasesores de la sociedad Masdevallía, una de las promotoras vinculadas a Roca con promociones inmobiliarias en Murcia, quienes han coincidido en que no vieron irregularidades en las operaciones que se desarrollaron el tiempo que estuvieron asesorando a la entidad, dirigida por el acusado Gonzalo Astorqui, y que ésta tenía una actividad "totalmente real".

Ambos exasesores habían tenido puestos de responsabilidad a nivel nacional en dos entidades bancarias y han asegurado que conocían la trayectoria profesional de Astorqui. Uno de ellos ha indicado que por su forma de actuar en las reuniones a las que asistió, él entendió que Roca "representaba a la propiedad", mientras que el otro ha reconocido que no conocía el origen de los fondos que llegaban a la empresa para llevar a cabo las operaciones.

En relación con esta sociedad y la promoción en Murcia también han comparecido dos responsables de la caja de ahorros con la que operó la empresa, que han corroborado que los pagos fueron "transferencias entre bancos conocidos" y que se siguió el protocolo, contactando con la entidad correspondiente. Además, han añadido que las operaciones quedaron reflejadas en su propio servicio de prevención de blanqueo y que nunca tuvieron relación con Roca.