Revilla insiste en que "lujosos sueldos de por vida" combinados con "retribuciones astronómicas" crea "alarma social"

Revilla
ARCHIVO
Actualizado 26/01/2011 13:10:30 CET

"Hablando de crisis todos los días, no salimos de ella", ha reiterado Revilla, para pedir un acuerdo de PP y PSOE en los temas importantes

SANTANDER, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Ejecutivo cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha vuelto a criticar que los ex presidentes de gobierno compaginen salarios públicos y privados.

En su opinión, combinar "un sueldo de por vida bien lujoso en estos tiempos que corren" con "retribuciones astronómicas" de empresas privadas crea "verdadera alarma social", a lo que también contribuye que presidentes de comunidades autónomas "pequeñitas" se queden con coche oficial, guardaespaldas o secretarias cuando dejan el cargo.

"Cuando el presidente de Cantabria deja de ser presidente --que a lo mejor ocurre en mayo--, (se va) a casa sin un duro ni un mes" y sin "ningún tipo de retribución", ha comparado Revilla durante su intervención en la tertulia política del programa que conduce Ana Rosa Quintana en Telecinco.

Partidario de que los políticos cobren una "retribución adecuada" durante el tiempo que estén en el cargo, Revilla ha reconocido que "uno de los problemas más importantes" que tiene ahora España es la "credibilidad de la clase política", de la que los españoles tienen una "malísima imagen".

Se trata de una cuestión "muy grave" que, "a lo mejor", los políticos se han "ganado a pulso" debido a la "mala fama" adquirida por cosas que crean "alarma social" y que desembocan en situaciones como la ocurrida en las elecciones en Portugal, donde no ha ido a votar "ni el 50 por ciento de la población".

Tras precisar que "no todos los políticos son iguales", el presidente cántabro y secretario general del PRC ha considerado que es una "minoría" la que "desacredita" al conjunto de la clase política.

Revilla, que ha enfatizado que para él la política no es "un trabajo" sino "una vocación", ha desvelado que cobra 3.400 euros "netos" al mes --a multiplicar por doce pagas--, y ha confesado que "sería incapaz" de hacer lo que hace para una empresa privada. "Disfruto lo que hago", ha valorado.

Así, ha considerado que las personas deberían llegar a la política por "vocación", como la de un misionero o un médico. "Yo tengo el veneno de la política", ha comentado, para indicar que ha "llorado de alegría" al ver la "felicidad" de la gente de pueblos cántabros a los que se ha dotado de luz, agua o alcantarillas.

Al hilo de lo anterior, ha considerado un "error" que alguien se "meta" a político por no tenga "nada" que hacer, o llegue a la política sin haber hecho "otra cosa".

Por otro lado, Revilla ha opinado que es "increíble" que prescriba un delito de corrupción de un político, ya que a su entender este tipo de delitos "no puede prescribir nunca" cuando se trata de cargos públicos.

UNA ESPONJA

El presidente cántabro, que se ha autodefinido como "una esponja" que "recoge todo lo que oye por la calle", ha indicado que en España existe "un clamor" para que "los dos grandes partidos", PP y PSOE, se pongan de acuerdo en los "tres o cuatro temas" más importantes para el país.

"Hablando de crisis todos los días, no salimos de ella", ha reiterado Revilla, para insistir en que "no nos van a intervenir" porque "no lo necesitamos".

Así, ha insistido en que España no está "en la misma situación" que Irlanda, ya que nuestro país cuenta con una banca sólida y unas doce multinacionales.

No obstante, ha matizado que ahora somos "menos ricos" de lo que pensábamos --un 20% "más pobres", ha concretado--, por lo que hay que "trabajar más". En cualquier caso, el regionalista ha dicho que no se puede "acogotar a la gente" por que España está "entre los mejores" países "del mundo".

LAS TV AUTONÓMICAS, UN POZO SIN FONDO

Por último, se ha referido a las televisiones autonómicas, y ha considerado un "escándalo" que la mayoría de las comunidades tengan la suya propia. Según ha argumentado, estas teles suponen "un pozo sin fondo" y constituyen "el agujero más importante de este país".

"En Cantabria, ni hay televisiones autonómicas ni las habrá porque son un agujero y unas televisiones al servicio del presidente de turno para salir por la mañana, por la tarde y por la noche, y para el autobombo", ha advertido Revilla, para reflexionar que "bastantes medios de comunicación hay como para encima tener una televisión autonómica que está hecha a la carta del presidente de turno".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies