Revisarán el 1 de marzo la condena por el asesinato en Cordovilla (Navarra) de una testigo en un caso de abusos sexuales

Actualizado 24/02/2012 19:07:19 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo revisará el próximo 1 de marzo la sentencia de la Audiencia de Navarra que condenó a penas de entre 20 años y 6 meses de prisión y 22 años y 2 meses a cinco hombres por el asesinato el 25 de abril de 2009 en Cordovilla (Navarra) de Yamiled Giraldo Quintero, que se produjo como "venganza" después de que declarara como testigo en un procedimiento judicial por prostitución y abusos sexuales.

Tras analizar en una vista pública los recursos de casación presentados por las partes personadas en la causa la Sala Penal del alto tribunal dictará una sentencia de la que será ponente el magistrado Julián Sánchez Melgar, informaron fuentes jurídicas.

El tribunal impuso a J.L.G., dueño del club de alterne que había sido denunciado por la víctima, 19 años de prisión por inducción al asesinato y 3 años más por un delito de obstrucción a la justicia.

A los dos autores materiales, R.S.S. y N.A.M., la Audiencia les condenó a 21 años de prisión por asesinato y 7 meses más por tenencia ilícita de armas. A la procesada, además, le impuso 7 meses más por un delito de obstrucción a la justicia. Por su parte, los magistrados condenaron a los otros dos acusados, P.A.G.P. y K.I.M., a 20 años y 6 meses de prisión como cooperadores necesarios del asesinato.

La sentencia dice que, encontrándose el propietario del club de alterne cumpliendo condena en prisión, "decidió él mismo acabar con la vida de Yamiled Giraldo, por haber sido acusado por ella" en el procedimiento penal citado anteriormente. Así, a principios de 2009 contactó con otro de los procesados, P.A.G.P., que también se encontraba en prisión, para encomendarle que buscara personas que pudieran llevar a cabo el asesinato, según la sentencia.

CRIMEN DE ENCARGO

El tribunal añade que P.A.G.P. aceptó el encargo y contactó con una tercera persona que sería la que, finalmente, encomendaría el crimen a los dos autores materiales, que percibieron 8.000 euros por cometer el asesinato.

A primeros de abril de 2009, los autores materiales, una mujer y un hombre, recibieron un adelanto de 4.000 euros, de los cuales la mayoría fue destinado a adquirir un coche y una pistola para cometer el crimen.

La mujer llamó al teléfono de Yamiled Giraldo para concertar una cita falsa solicitándole sus servicios de esteticista explicándole que debía acudir a una boda. La procesada indicó a la víctima que debía acudir el día 25 de abril a las 8 horas a un domicilio de la localidad de Cordovilla.

La sentencia señala que "la dirección facilitada se encuentra en una urbanización de reciente ejecución y aún pendiente en parte de construcción, alejada de Pamplona y poco habitada en aquella época, tratándose de una zona residencial que integraba un total de 36 viviendas unifamiliares, la mayor parte de ellas no habitadas en aquella fecha, y que posibilitaba una inmediata salida de la localidad mediante el uso del correspondiente vehículo".

Los dos autores del crimen se desplazaron a primera hora del día a Cordovilla. La mujer conducía el coche, mientras que el hombre se situó en la parte trasera.

Por su parte, la víctima llegó al lugar del crimen acompañada de su hijo de 13 años. Cuando Yamiled Giraldo y su hijo se bajaron del vehículo, el autor material se acercó a ellos y disparó siete veces a la mujer. Posteriormente, volvió al coche, cogió otro cargador y disparó dos veces más contra la mujer.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies