El Rey ensalza la labor de las Cortes CyL y cree que el nuevo edificio se adecúa a las aspiraciones de los ciudadanos

Actualizado 14/11/2007 14:24:46 CET

VALLADOLID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Rey Don Juan Carlos ensalzó hoy la labor de las Cortes de Castilla y León y destacó, en su discurso de inauguración del nuevo edificio del Parlamento regional, que la nueva sede "asegura la adecuación de la Cámara a la voluntad de participación, al sentir y aspiraciones de los ciudadanos que la sirven y representan".

Don Juan Carlos y Doña Sofía fueron los encargados de inaugurar la nueva sede del Parlamento regional ubicada sobre los terrenos de Villa del Prado de Valladolid, y allí, tras visitar el inmueble, el Monarca pronunció unas palabras y descubrió una placa instalada en el vestíbulo en la que se puede leer 'Sus Majestades los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía inauguraron esta sede de las Cortes de Castilla y León. Valladolid, 14 de noviembre de 2007'.

En concreto, durante su intervención el Rey destacó el "imponente" diseño, la "armónica" distribución de espacios y las "modernas" tecnologías de esta nueva sede de las Cortes de Castilla y León, por lo que aprovechó la ocasión para felicitar por su "valioso" trabajo a "quienes han diseñado y ejecutado esta obra", cuyo proyecto corresponde al arquitecto granadino Ramón Fernández Alonso.

El Rey ensalzó con sus palabras la labor de las Cortes que, como destacó, "desde 1983 han sabido ejercer sus funciones con la autoridad, prestigio y lealtad que se derivan de su representatividad democrática, rigurosa labor legislativa y cercanía al ciudadano", una labor que, a su juicio, "a comienzos del siglo XXI convenía acompañar con unas instalaciones dotadas de la eficacia, seguridad y prestancia, requeridas por esta activa y moderna Comunidad Autónoma, dejando atrás la provisionalidad del entrañable Castillo de Fuensaldaña".

Don Juan Carlos felicitó al presidente de las Cortes, José Manuel Fernández Santiago, así como a los vicepresidentes, procuradores y demás personal de la Institución y les animó en el ejercicio de sus tareas legislativas, a través de las que representan "distintas opiniones, intereses e ilusiones". "Unas tareas que redundan en la constante mejora del bienestar y progreso de los castellanos y leoneses, desde el respeto al marco de convivencia en democracia y libertad que los españoles compartimos", señaló.

"Gracias por vuestra acogida, a la que correspondemos con nuestro mayor afecto y reconocimiento a las virtudes y valores que inspiran a los castellanos y leoneses en su amor a Castilla y León y a España entera", concluyó el Rey, quien aprovechó para recordar los "éxitos" del trayecto recorrido donde ser refleja el "afán esforzado, perseverante y solidario con que las instituciones y los hombres y mujeres de Castilla y León contribuyen al progreso de la Comunidad Autónoma".

De este modo, el Monarca no quiso abandonar el edifico de las Cortes sin recordar que "a la modernidad y dinamismo que hoy caracteriza a este tierra se une una rica historia y un admirable patrimonio cultural".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies