El Rey se operará de la rodilla en la primera quincena de junio

El Rey En La Academia De Ingenieros De Hoyo De Manzanares
EUROPA PRESS
Actualizado 30/05/2011 22:00:33 CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Rey se operará de la rodilla derecha en la primera quincena de junio para resolver los "dolores articulares" que padece "como consecuencia de antiguas lesiones producidas en prácticas deportivas", ha anunciado la Casa Real.

Estos dolores "dificultan su actividad física habitual", por lo que será sometido a una "intervención de artroplastia" en su rodilla derecha, ha informado la Casa del Rey en un comunicado.

Hasta el momento de la intervención, que Zarzuela anunciará oportunamente, el Rey mantendrá todos los actos previstos en su agenda, añade la nota.

La artroplastia tiene por objeto la reconstrucción de una articulación destruida o anquilosada, mediante la resección de las superficies articulares y la interposición de una prótesis para recuperar la función y suprimir el dolor.

Las intervenciones más habituales que se realizan en las extremidades superiores son las de hombro y codo, y en las inferiores, las de cadera y rodilla.

El Rey se ha sometido a cinco intervenciones desde los años 80, tres de ellas por accidentes que ha sufrido mientras practicaba deporte y otras dos por motivos de salud, concretamente para eliminarle unas varices en 2001 y un nódulo pulmonar benigno en 2010. Este mes de junio se enfrentará a un nuevo paso por quirófano.

Tal y como ocurrió durante la operación de mayo de 2010 y su posterior convalecencia, en el Palacio de la Zarzuela no se han planteado ningún tipo de cesión de poderes del Rey al Príncipe por las propias características de la intervención, a la que ha decidido someterse el propio Don Juan Carlos.

HISTORIAL DE ACCIDENTES Y OPERACIONES

En 1981, el jefe del Estado chocó con una puerta de cristal que da al jardín del Palacio de la Zarzuela después de jugar un partido de squash, lo que le provocó heridas en varias partes del cuerpo (tórax, muslo, antebrazo izquierdo, manos y nariz). Tuvo un mes el brazo izquierdo escayolado porque un cristal le había cortado el nervio radial.

Dos años despues, sufrió una caída en la estación suiza de esquí de Gstaad que le provocó una fisura de pelvis. Tuvo que guardar cama un mes y llevó muletas durante semanas. Además, como consecuencia del percance, se le detectó una fibrosis que le extirparon en la clínica San Josep de Barcelona en 1985.

Un segundo accidente practicando esquí le llevó al quirófano el 30 de diciembre de 2001. Un esquiador le había derribado involuntariamente mientras esquiaba en Baqueria Beret y Don Juan Carlos fue operado en el hospital madrileño Puerta de Hierro de una lesión en la rodilla derecha que le había afectado al platillo tibial externo. Tuvo que usar muletas hasta abril de 1992.

En 2001, el Rey fue operado de varices y el 8 de mayo de 2010 se le extirpó en el Hospital Clínico de Barcelona un tumor benigno en el pulmón derecho.

Al margen de estas operaciones, el Rey ha tenido algún otro percance sin gravedad. En 1980, se cayó al bajar de un tanque tras unas maniobras militares en Zaragoza. En 1988 se golpeó con una rama en un ojo durante una cacería en Suecia y en 1995 se hizo una fisura en la zona próxima a la muñeca derecha tras resbalar en una placa de hielo en la estación de esquí de Candanchú (Huesca).

Además, Don Juan Carlos lleva desde 1996 audífonos porque oye mal.