El Rey recibe la llaves de la ciudad de Rabat, en la última jornada de un viaje que le "dejará una huella imborrable"

Actualizado 18/07/2013 17:44:25 CET

RABAT, 18 Jul. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Laura Caldito) -

El Rey Juan Carlos ha recibido este jueves la llave de la ciudad de Rabat, en la última jornada de un viaje que, según ha explicado, le "dejará una huella imborrable" por "la hospitalidad y el cariño" con el que le han recibido el Rey Mohamed VI y el "querido pueblo marroquí".

Así lo ha asegurado el monarca en el salón de sesiones del Ayuntamiento de Rabat, donde este jueves el alcalde de la capital de Marruecos, Fatalah Ualalu, le ha hecho entrega de la llave de la ciudad y de una réplica de la puerta de entrada al Mausuleo Mohamed V, un gesto sin precedentes, ya que es la primera autoridad extranjera a la que se agasaja con esta distinción.

"Le entregamos esta simbólica llave de la casa a un ilustre vecino, en señal de la gran estima por vuestra singular personalidad y en afirmación de la amistad y la confianza existentes entre ambos pueblos y ambos países, España y Marruecos", ha explicado el alcalde.

Este reconocimiento se añade a las muestras de amistad que le ha trasladado desde su llegada el monarca alauí, que con la elección de las fechas para esta visita ya hizo patente la cercanía entre ambos Reinos, ya que también es el primer jefe de Estado en ser invitado a viajar en Marruecos en pleno Ramadán, el mes santo de los musulmanes.

En el Ayuntamiento de Rabat, el rey ha aprovechado para despedirse de esta "hospitalaria ciudad", agradecer el trato recibido y felicitar el Ramadán a todos sus ciudadanos: "Shukran Yazilan. Ramadan Mubarak", les ha dicho, en árabe.

El monarca ha explicado además que siente como "un gran honor" recibir el símbolo de la capital, una "dinámica y bellísima ciudad", que también es "icono evocador de un pasado común". "La majestuosa torre Hassán, que domina la ciudad, se mira en su gemela sevillana, la Giralda, para recordarnos nuestra historia común", ha señalado Don Juan Carlos, que ha vuelto a dejar patente su voluntad de "seguir estrechando" los lazos políticos y económicos, sociales y culturales, para que la amistad de los dos pueblos sea "cada vez más fecunda e intensa".

LECTURA POSITIVA DEL PASADO PARA CONSTRUIR EL FUTURO

El alcalde también se ha referido a la "historia compartida" entre ambos países, que hay que "leer de manera positiva para emplear esa lectura en la construcción del futuro". Ualalu ha recordado especialmente en el vínculo 'andalusí' y en los "valores comunes" que comparte, "como la reconciliación, la apertura, la democracia, la modernidad creativa para desarrollarla cultura de los derechos humanos".

Para terminar, el presidente del Concejo Comunal se ha despedido en español: "¡Viva el Reino de España! ¡Viva el Reino de Marruecos! ¡Viva la amistad marroquí-española!", ha dicho, provocando los aplausos de presentes en el salón de sesiones y del Rey, que se ha llevado una mano al corazón.

Después de este acto, el monarca se dirigirá a una localidad cercana a Rabat, donde asistirá junto a Mohamed VI a la inauguración de un centro de formación para jóvenes, el último de sus actos en Marruecos, antes de poner rumbo de vuelta a Madrid, tras cuatro días de estancia en el país norteafricano, dedicados a profundizar las relaciones y hacer firme su voluntad de seguir cooperando en todos los ámbitos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies