Los Reyes presiden el homenaje a las víctimas del atentado del 11-M

Actualizado 11/03/2008 15:08:14 CET

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Don Juan Carlos y doña Sofía presidieron hoy la ofrenda floral a las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004 en el monumento que se erigió en su nombre en la Plaza de Atocha, en el cuarto aniversario de la masacre. Durante el acto, autoridades políticas y familiares de las 192 víctimas que perdieron la vida en el atentado guardaron un minuto de silencio en homenaje a los fallecidos.

Minutos antes de las 12.00 horas del mediodía los Reyes acudieron a la Plaza de Atocha y entraron al interior del monumento junto al presidente y vicepresidenta del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y María Teresa Fernández de la Vega, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, la presidenta del Tribunal Constitucional, Emilia Casas, el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Francisco José Hernando, y el presidente del Congreso, Manuel Marín.

A las 12.00 horas la comitiva salió del interior y se encaminó a la 'posición de honor' situada frente el monumento por un pasillo habilitado a tal efecto que dividía en dos la zona en la que se situaban autoridades del Gobierno y representantes políticos. A uno y otro lado se colocaron la vicepresidenta del Gobierno, junto a otros miembros del Ejecutivo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, junto al líder del PP, Mariano Rajoy.

RAJOY Y ZAPATERO NO SE SALUDAN

En el momento en el que Zapatero cruzaba el pasillo y pasaba junto al líder del PP, éste se encontraba de espaldas, con lo que no hubo saludo entre ellos. Rajoy se giró para mirar hacia el monumento, cuando Esperanza Aguirre se situó a su lado y la comitiva de autoridades ya se encontraba en la 'posición de honor'. Era la primera vez que coincidían tras las elecciones generales del domingo.

Minutos después, los Reyes depositaron una corona de flores a los pies del monumento, para lo que familiares de las víctimas del terrorismo se pusieron de pie. Francisco José Hernando, Javier Rojo, José Luis Rodríguez Zapatero, Manuel Marín, Alberto Ruiz Gallardón y Emilia Casas --de derecha a izquierda-- observaban el acto protagonizado por los Reyes desde la 'posición de honor'.

Nada más terminar la ofrenda floral, los Reyes volvieron a 'la posición de honor', representada en color azul, y se colocaron entre Zapatero y Marín. En ese momento se inició el minuto de silencio en homenaje a los 192 fallecidos y los miles de heridos en el atentado del 11-M del que se cumplen hoy cuatro años.

SONSOLES, EN EL CORO

Tras el minuto de silencio, los coros de la Capilla Real de Cataluña y de la Capilla Real de Madrid, a la que pertenece la mujer de Zapatero, Sonsoles Espinosa, interpretaron 'Da pacen domine' del compositor estonio Arvo Part, dirigidos por Jordi Savall. El acto concluyó pasados 12 minutos con un frío 'El acto ha terminado' por parte del orador y un aplauso de todos los presentes.

Una vez concluido el acto, la comitiva pasó junto a los representantes políticos para abandonar la Plaza de Atocha. En primera línea se encontraba Rajoy, que inclinó la cabeza en forma de saludo a los Reyes. En esos momentos Zapatero departía con Javier Rojo y antes de abandonar el recinto protegido el presidente del Gobierno intercambió unas palabras con los Reyes.

A uno y otro lado del pasillo destinado al paso de la comitiva se encontraban representantes políticos (a la izquierda) y autoridades (a la derecha). Entre los representantes del Gobierno estaban los ministros de Defensa, Administraciones Públicas y Exteriores, José Antonio Alonso, Elena Salgado y Miguel Ángel Moratinos.

Situados a la izquierda estaban junto a Rajoy, la presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez, y el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana. En este lado del pasillo, también se encontraban el portavoz socialista en el Congreso, Diego López Garrido, y los miembros de la Mesa del Senado Iñaki Anasagasti y Juan José Lucas, entre otros.

También acudieron al acto representantes del Gobierno de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento, además del secretario de Estado de Comunicación y de Seguridad, Fernando Moraleda y Antonio Camacho. Asistieron además el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el embajador de EEUU en España, Eduardo Aguirre, entre otros.

En el banco de las víctimas se encontraban representantes de la Asociación 11-M Víctimas del Terrorismo que preside Pilar Manjón, la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua y el presidente del Foro de Ermua, Iñaki Esquerra, además de la mujer de Fernando Múgica, Mapi de las Heras, entre otros.

Antes de que comenzara el homenaje, mientras el medio centenar de periodistas que acudieron a cubrir el acto se situaba en la tarima colocada a tal efecto frente al monumento, Ruiz Gallardón se acercó al coro y saludó al director de éste y a la mujer de Zapatero. Alrededor, un amplio dispositivo policial acordonaba la zona y agentes de la Policía Municipal de gala flanqueaban el monumento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies