Ripoll, sorprendido por peticiones de dimisión, dice que lo justo es esperar a que se levante sumario del caso Brugal

José Joaquín Ripoll Serrano
EP
Actualizado 20/07/2010 18:13:49 CET

Asegura estar "absolutamente convencido" de que todas sus gestiones en el plan zonal de residuos han sido "las correctas"

ALICANTE, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, ha mostrado su "sorpresa" por la petición del Grupo Socialista de que dimita si no da explicaciones en un pleno extraordinario sobre su actuación en la adjudicación del plan zonal de residuos de la Vega Baja que investiga la fiscalía Anticorrupción en el caso 'Brugal'.

En este punto, ha resaltado que a la corporación provincial "no se le acusa de nada y al presidente, tampoco", ya que su imputación en el caso se debe a su condición de presidente del citado Consorcio de residuos, y ha manifestado que "lo justo" es esperar a que se levante el secreto de sumario como está pidiendo "insistentemente".

Al término del pleno celebrado este martes, en que el Grupo Socialista ha pedido su renuncia y ha requerido estas explicaciones, Ripoll ha asegurado que esta reclamación le ha "sorprendido en el contexto en el que lo dicen, cuando todo está bajo secreto de sumario y no se sabe nada, y en ese momento determinado, dicen que si no sería mejor que dimitiera".

En su opinión, "lo normal, lo justo y lo razonable es que primero se abra el secreto de sumario", tal y como sus abogados "están pidiendo insistentemente, y lo van a volver a pedir", dado que el fiscal Anticorrupción se opone, ha comentado.

"TODO RIDÍCULO"

Ripoll ha considerado que en el transcurso de la sesión plenaria, el Grupo Socialista "ha mezclado" la Diputación con el Consorcio zonal de residuos, para "hacerlo todo una bola", algo que, a su parecer, es "todo ridículo".

En este sentido, ha aclarado que, "en estos momentos, a la Diputación de Alicante no se le acusa de nada y al presidente de la Diputación, tampoco", y su imputación en el caso se produce según han publicado los medios de comunicación, por su condición de presidente del citado Consorcio zonal de residuos.

"Cada uno puede pedir las dimisiones, si es habitual, en esta institución el clima que ha imperado es no pedir las dimisión del presidente y buscar el máximo acuerdo".

No obstante, ha remarcado que "todos los acuerdos de los planes de obras se han aprobado por unanimidad, de modo que si ha habido una actuación sectaria serán "todos, los diputados del PP y los del PSOE".

Ripoll ha insistido en que "nada se ha hecho al margen de la comisión de gobierno ni de la junta de gobierno, en la que participan todos los ayuntamientos que componen el consorcio".

La adjudicación de la gestión del citado plan fue "debatido y consensuado", y se adoptó una decisión "por unanimidad de los 27 ayuntamientos, incluidos nueve socialistas, de la Generalitat y de la Diputación, que representa exclusivamente el 15 por ciento", ha recordado.

No obstante, ha mostrado su disposición a "contestar inmediatamente" a "cualquier cosa que pregunte" el Grupo Socialista en la Diputación sobre este asunto.

"Yo estoy deseando y haciendo todos los trámites jurídicos para que se levante el secreto de sumario y para poder defenderme, y he puesto a disposición del Grupo Socialista toda la documentación que me ha solicitado sobre el plan zonal", ha señalado.

En este sentido, ha confirmado que ya les ha remitido toda la documentación, pese a que, según ha recordado, el Grupo Socialista ya tenía acceso a ella a través de sus alcaldes representados en el consorcio de residuos de la Vega Baja.

EXPEDIENTE CORRECTO

Ripoll ha defendido que "el expediente es correcto, y no hay nada irregular". "Estoy absolutamente convencido de que todas las gestiones que he hecho como presidente del plan zonal, han sido las correctas: las que he hecho yo, las que ha hecho la junta de gobierno y las que han hecho todos los miembros de la comisión técnica", ha declarado.

Preguntado sobre el curso de la investigación judicial, y el envío de parte del sumario a juzgados de Alicante, ha señalado que "todo eso retrasará un poco el proceso", aunque ha reconocido que él es "un ciudadano como otro".

Además, ha subrayado que las autoridades judiciales son "un poder independiente y así deben de seguir siéndolo", y ha indicado que entiende que "no se puede alterar los tiempos judiciales" porque él "tenga mayor o menor interés en que se abra el sumario".

Por otra parte, ha aclarado que las declaraciones de la vicepresidenta de la Diputación, Mónica Lorente, --quien este lunes consideró que el 'caso Brugal' responde a actuaciones "más o menos dirigidas"-- fueron realizadas en su condición de secretaria provincial del PP, y cuentan con su "respaldo".

ENRIQUE ORTIZ

De igual modo, preguntado sobre su relación con el empresario adjudicatario de la contrata, Enrique Ortiz, Ripoll ha explicado que "como empresario, es la relación que tengo con todo el resto de los empresarios que trabajan para esta Diputación".

"El señor Ortiz tiene algunos contratos con esta Diputación, no es el mayor ni el menor contratista de esta Diputación, y cuando se ha presentado a los concursos, cuando ha tenido el dictamen de la comisión técnica a favor se lo ha adjudicado, y cuando lo ha tenido en contra, no se lo ha adjudicado".

En cuanto a su relación con "el señor Ortiz presidente del Hércules", ha dicho que es "correcta y la que corresponde a dirigentes que son importantes en esta ciudad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies