Rivera avisa de que la condena al PP marca "un antes y un después" en su relación con el Gobierno

395244.1.644.368.20180524125150
Vídeo de la noticia
Actualizado 24/05/2018 14:54:06 CET

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia condena a 52 años a Correa por Gürtel, 33 años a Bárcenas, 15 a su mujer y multa con 245.000 euros al PP

Reacciones tras la condena a Correa, Bárcenas y la multa al PP por Gürtel

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha avisado este jueves de que la condena al PP al pago de 245.000 euros como partícipe a título lucrativo de la trama 'Gürtel' marca "un antes y un después" en la relación entre el Gobierno y su partido, si bien no ha aclarado las medidas a adoptar a la espera de la posición que se adopte en la reunión de la próxima Ejecutivo Nacional, prevista para el 11 de junio.

En rueda de prensa en el Congreso, Rivera ha subrayado que ésta es la primera vez que en democracia que un partido que gobierna es condenado por corrupción, lo que, a su juicio, coloca al país en "una situación complicada".

Por ello, el líder de la formación naranja ha avanzado que Ciudadanos evaluará en esa próxima Ejecutiva Nacional lo que pasará en lo que resta de legislatura porque esta condena, según ha insistido, supone un punto de inflexión en la relación del Gobierno con la oposición y, en particular, con Ciudadanos.

ES UNA SITUACIÓN "GRAVE"

"Porque apoyamos a Rajoy en la investidura y porque somos los únicos que hemos estado al lado del Gobierno para apoyar la Constitución en Cataluña", ha destacado Rivera, Ciudadanos debe analizar de forma "serena y firme" las consecuencias de una condena que, según ha recalcado, "no es una sentencia más".

Según ha argumentado, en los últimos años ha habido varios imputados por corrupción en las filas del PP y del PSOE que Ciudadanos ha exigido apartar, detenciones de líderes de ambos partidos y expresidentes autonómicos sentados en el banquillo, como Manuel Chaves o José Antonio Griñán, pero "hasta ahora nunca" se había asistido a una situación "tan grave" como que se condene por corrupción al partido que gobierna la nación.

"Esta situación cambia lo que teníamos hasta ahora", ha enfatizado el presidente de Ciudadanos, quien ha puntualizado que una cosa es que haya uno o varios imputados por un delito de corrupción y otra "bien distinta" que el juez determine que el partido esta condenado por corrupción.

"ESTO LO CAMBIA TODO"

"Esto trastoca todos los planes de la legislatura, de su continuidad y de su estabilidad", ha subrayado Rivera, antes de reiterar que será la Ejecutiva Nacional del partido la que adopte una posición, incidiendo en que el hecho de que su partido haya apoyado al Gobierno para sacar adelante los Presupuestos de 2018 no tiene por qué garantizar una legislatura de cuatro años. "La noticia de hoy lo cambia todo y pone en jaque la debilidad del Gobierno", ha apostillado.

"En el momento más delicado para España, ante un golpe a la democracia como nos han dado en Cataluña, en el momento en que sigue el desafío separatista, con Torra al frente y Puigdemont manejando los hilos, en el momento en que los españoles más necesitamos un Gobierno fuerte y con capacidad de decisión, justo llega una condena por corrupción al Gobierno que nos debilita como país y que debilita, en particular, al Gobierno", ha explicado.

Rivera no ha especificado en qué podría traducirse ese cambio en la relación con el Gobierno, pese a que se le ha preguntado si se plantean apoyar una hipotética moción de censura o pedir un nuevo nombre al frente del Gobierno, y ha insistido una y otra vez que ésta es una cuestión que debe abordarse en esa Ejecutiva Nacional.

ESPAÑA MERECE UN GOBIERNO "LIMPIO"

Tan sólo ha apuntado que, a pesar de la "debilidad" del Ejecutivo y de la condena por corrupción al PP, los constitucionalistas, ha dicho, tienen la "obligación" de "pensar en España" en una situación tan "grave y delicada" como se abre tras esa condena, sobre todo para que los que pretenden romper España no puedan "sacar tajada" de este momento político.

Pero España, ha proseguido, también merece un Gobierno "fuerte y limpio" que proteja a los españoles "del golpe separatista, del populismo y les garantice la estabilidad económica y política". "Los españoles se merecen estabilidad, pero también limpieza, que defendamos la Constitución juntos, pero también un Gobierno que no esté en jaque y que no muestre la peor la cara de España --ha dicho--. La corrupción no puede ser la cara de España, ni salpicar, debilitar o condicionar las decisiones políticas de España".