Rivera descarta "pactos" de Cs con PSOE-A si hay condena en los ERE y los socialistas "no asumen responsabilidades"

Albert Rivera y Juan Marín, en Sevilla
EUROPA PRESS
Publicado 11/07/2018 15:00:22CET

SEVILLA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha afirmado este miércoles que "no va a haber un pacto" entre su partido y el PSOE si hay una "sentencia condenatoria" en el caso de la 'pieza política' de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares de la Junta de Andalucía --actualmente en fase de juicio en la Audiencia Provincial de Sevilla-- y los socialistas "no asumen responsabilidades en el seno de su partido".

Así lo ha aseverado Rivera en el turno de preguntas de un desayuno informativo organizado por el Grupo Joly Andalucía en Sevilla en el que ha subrayado que, si hay sentencia condenatoria, "el PSOE tiene que asumir responsabilidades en el seno de su partido, como se las hemos exigido al PP" cuando se ha visto afectado por casos de corrupción.

"Si no hay asunción de responsabilidades, se romperá cualquier tipo de acuerdo" entre el PSOE-A y Cs, ha sentenciado Rivera, que ha negado que el partido naranja haya podido ser "demasiado generoso" con los socialistas andaluces en la presente legislatura autonómica, después de que llegaran a un acuerdo para la investidura de la presidenta Susana Díaz.

En ese sentido, ha apelado a preguntarle a los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán si creen que han sido demasiados generosos, cuando desde Cs exigieron que dejaran sus escaños en el Congreso de los Diputados y el Senado, respectivamente, al estar imputados en el caso de los ERE, y que ahora "están en el banquillo de los acusados", según ha remarcado.

Rivera se ha preguntado "qué van a hacer" el PSOE y su secretario general, Pedro Sánchez, "si condenan por los ERE a expresidentes (socialistas) de Andalucía", cuando el ahora presidente del Gobierno justificó su moción de censura contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy en la corrupción que afectaba al PP tras la condena del caso Gürtel, y también se ha preguntado "qué va a hacer Susana Díaz" si se da esa condena.

El líder nacional de Cs ha señalado además que "teme" que la presidenta de la Junta "está con la calculadora de los tiempos judiciales" en la mano "para convocar o no elecciones" autonómicas en Andalucía, y por eso Cs ha "adelantado" sus primarias para elegir a sus candidatos a dichos comicios.

Rivera ha opinado que "no hay motivos para no garantizar la estabilidad" de Andalucía y adelantar las elecciones, salvo uno que no comparte, y que es "la agenda judicial del PSOE", según ha afirmado.

Sobre el caso de que, con una tarjeta de la Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo (Faffe), se realizaran un total de 15 pagos sucesivos por valor de 14.737 euros en un club de alterne en Sevilla en el año 2010, según ha denunciado el PP-A, Rivera ha indicado que le parece "una vergüenza", como también "que el dinero público para los parados se dedique a colocar a gente de un partido", como el caso del 'tres por ciento' en Cataluña o el 'caso Bárcenas'.

"Todo es vergonzoso, pero la pregunta es si seguimos simplemente lamentándonos o pasamos a la acción", ha abundado Rivera, que ha valorado que él tiene "la suerte de intentar cambiar las cosas desde un proyecto político".

ACUERDO DE INVESTIDURA

En todo caso, ha defendido el paso que dio Cs al suscribir un acuerdo de investidura con el PSOE-A tras las elecciones autonómicas de 2015, teniendo en cuenta "el momento en el que estaba Andalucía" y ante la posibilidad de que Podemos "hubiera marcado la agenda política" de la comunidad.

Además, ha defendido que su partido ha demostrado que el acuerdo ha sido "bueno" para Andalucía y que "desde la oposición se puede ser útil", y las "peores encuestas" atribuyen a Cs hasta "23 ó 25 diputados" en el Parlamento autonómico en los próximos comicios.

También ha garantizado que el "compromiso" de Cs es "llegar hasta marzo y cumplir nuestro pacto de investidura", del que aún le quedan cuestiones pendientes "por cumplir" como "suprimir aforamientos o cambiar la ley electoral", temas que va a seguir reclamando el partido naranja en los meses que quedan de legislatura, según ha apuntado.

En todo caso, Rivera ha aseverado que en las próximas elecciones van a "salir a ganarle a Susana Díaz", porque "hace falta un cambio" en Andalucía, cuyos ciudadanos, según cree, "no quieren 41 años de PSOE" en el Gobierno de la Junta tras haber tenido ya "37", que son ya "suficientes, por no decir demasiados, con el mismo color político" en el Ejecutivo.

"Vamos a salir a ganarles el partido" a los socialistas sumando "talento de la sociedad civil", ha incidido Rivera, que ha apelado a mantener una actitud ganadora, y que ha aseverado que Cs "no va a pactar con los populistas en Andalucía", pero no sabe si el PSOE-A "hará lo mismo", según ha apostillado, para señalar que el partido naranja quiere "consensuar con la gente moderada".

Se ha preguntado también si Susana Díaz "va a hacer lo mismo que su partido hace en Baleares, Valencia o Madrid" al acceder al Gobierno de la nación contando con "populistas y nacionalistas" como "socios".

Según ha continuado, Rivera propone un Gobierno alternativo que "no será sectario", sino que tendrá que "llegar a acuerdos, consensos" y emprender "reformas" que "no se hacen unos contra otros, sino juntos" y dialogando también "entre el resto de comunidades autónomas".

SE VA A "VOLCAR PERSONALMENTE" EN ANDALUCÍA

Rivera ha garantizado que se va a "volcar personalmente en Andalucía", donde Cs va a "trabajar duro para gobernar y poder cambiar las cosas", y ha agradecido la labor de su equipo en esta comunidad "en un momento muy difícil" para la región.

A su juicio, tras las elecciones de 2015, Cs "tenía dos opciones", la de "borrarse del mapa, o entender que Andalucía necesitaba estabilidad, pero había que introducir reformas", y el partido naranja decidió "pasar a la acción" pero sin pedir "consejerías o controlar la televisión pública".

"Pedimos cambios, más transparencia en los entes públicos, investigar la corrupción, que los imputados dimitieran, suprimir el impuesto de sucesiones", ha enumerado Rivera, quien ha defendido que su partido quiere presentar "un proyecto integrador" y de "alternativa creíble y limpia".

Para Rivera, "el futuro de Andalucía pasa por un cambio, no por el turnismo o el 'y tú más'", y la comunidad autónoma "tiene que volar alto", porque tiene "todo por delante para que sea una comunidad que lidere los rankings", tiene "capital humano, emprendedores, recursos humanos y naturales" y una ubicación geográfica "privilegiada".

Así, ha definido a Andalucía como "una gran tierra" que "necesita un plan estratégico, un proyecto liberal, moderado, progresista", "no simplemente ganar elecciones y luego acomodarse en el victimismo del PSOE", y ha apelado a un cambio "moderado, tranquilo, razonable, que no asuste", porque esta comunidad "no son los anticapitalistas de Podemos", según ha advertido.

A la pregunta de si se siente "más cerca políticamente" de Susana Díaz que de Pedro Sánchez, Rivera ha respondido que "lo importante es si eres capaz de llegar acuerdos y hacerlos cumplir, no de quien tienes por delante".

Contador