Rivera quiere "concretar la literalidad" del punto sobre la corrupción en el nuevo pacto con PP en Murcia

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera
CIUDADANOS
Publicado 05/04/2017 14:42:24CET

Dice que Ciudadanos no se ha planteado de momento si exigir la dimisión en la apertura de juicio oral en vez de en la imputación

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reiterado este miércoles que su partido está dispuesto a negociar con el PP en la Región de Murcia un pacto de investidura para los dos próximos años, un documento en el que espera "concretar la literalidad" del punto que determina en qué momento un cargo público salpicado por un caso de corrupción debe dimitir.

"Si el PP quiere sentarse otra vez para conseguir estabilidad en la región, tendremos que volver a hacer un acuerdo nuevo, que ya no va a ser para cuatro años, sino para dos años que quedan de legislatura", ha declarado Rivera en los pasillos del Congreso.

Tras indicar que el PP ya ha propuesto un nuevo candidato, Fernando López Miras, para suceder al ya expresidente autonómico, Pedro Antonio Sánchez, investigado en el 'caso Auditorio' y pendiente de la posible imputación de nuevos delitos, el líder de Cs ha dicho: "Vamos a ver si empiezan esas reuniones la semana que viene".

EL PACTO DE 2015 ESTÁ ROTO

Rivera ha subrayado que el pacto de investidura que los dos partidos firmaron en 2015 --cuyo primer punto obligaba a "separar de inmediato de cualquier cargo, público o de partido, a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento judicial"-- "está roto". "Lo rompió Pedro Antonio Sánchez y, por tanto, ha muerto", ha afirmado.

A la pregunta de si Ciudadanos va a exigir a Sánchez que deje su escaño en la Asamblea de Murcia, como exigía ese pacto, ha contestado que en el nuevo acuerdo "habrá que concretar muy bien todas esas literalidades para que no haya confusión, para que nadie se llame a engaño y para que nadie pueda decir una cosa y la contraria, que es lo que hizo Pedro Antonio Sánchez".

El líder de la formación naranja no ha aclarado si su partido aceptaría que el nuevo acuerdo fijase el momento de la dimisión en la apertura de juicio oral, como desea el PP. "La verdad es que ni nos lo hemos planteado", ha manifestado, añadiendo que en la mesa de negociación se verá "cuáles son los puntos" y se intentará "aclarar" aquellos donde "puede haber conflicto".

"Una vez quitado el obstáculo del presidente imputado por siete delitos de corrupción, ahora toca ser responsable y sentarse. Yo espero que el PP comprenda que los murcianos y la mayoría parlamentaria no queremos que haya imputados y no queremos un presidente imputado por siete delitos. Creo que esa página, por suerte, ha pasado", ha señalado.

CIUDADANOS NO ENTRARÁ EN EL GOBIERNO MURCIANO

Lo que ha descartado es que Ciudadanos acabe formando parte del Ejecutivo del PP. "No nos planteamos entrar en ese Gobierno", ha declarado antes de agregar que lo que se decidió en la Asamblea General de Cs es que la entrada en gobiernos de coalición no se produciría antes de las elecciones municipales y autonómicas de 2019.

Por otro lado, Rivera ha rechazado el símil que hizo el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, que advirtió a Cs de que en Murcia "queda la segunda parte del partido por jugar" y que su formación "lo va a ganar" en los comicios de 2019.

"Yo creo que esto no era un partido de fútbol ni un pulso entre Ciudadanos y el PP, era un pulso a los murcianos y a la regeneración democrática y está claro que los murcianos han ganado el partido" porque Sánchez ha dimitido y eso es gracias al "pacto de investidura", ha señalado.

LOGRAR LA ESTABILIDAD DE LA REGIÓN

Ahora espera que la comunidad autónoma "tenga estabilidad" y que los murcianos ya no tengan que seguir viendo cómo su región aparece siempre en las noticias por un tema de corrupción.

El presidente de Cs considera que en este caso el PP ha reaccionado tarde y ha demostrado que "cuando no cumple los acuerdos en materia de corrupción, entorpece la situación y obstaculiza la gestión de la Región de Murcia".

Cuando se habla de políticas económicas y sociales o de los presupuestos, "las cosas van razonablemente bien", pero cuando se trata de la corrupción, "el PP arrastra los pies", ha lamentado Rivera, que ha pedido a los 'populares' que asuman que "no puede haber estabilidad política sin regeneración".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies