Rivero afirma que la Constitución "pide a gritos" una reforma

Paulino Rivero
CEDIDA
Actualizado 12/05/2013 13:54:28 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha dicho que la Constitución está "pidiendo a gritos" una reforma por las "crecientes tensiones territoriales" en el Estado y por el "desánimo y la indignación" que las instituciones están provocando entre la ciudadanía. "Hay que tomar decisiones. Hay que introducir cambios. Hay que cambiar el modelo de Estado. Hay que cambiar España", recalcó.

En su blog personal, Paulino Rivero ha insistido en que hace falta "rejuvenecer" la Carta Magna para que todas las piezas del modelo de Estado "vuelvan a encajar" y porque Cataluña, Euskadi y Canarias "necesitan poner al día su relación con el Reino de España".

En ese proceso, dijo, Canarias "no debe ir detrás, sino al lado", pues si fruto de las conversaciones que Rajoy mantiene "a escondidas" con catalanes y vascos se avanza hacia un Estado "asimétrico", "la hora de Cataluña y Euskadi debe ser también la hora del reconocimiento al hecho diferencial canario".

El presidente canario defiende la necesidad de que España aborde una "segunda transición" que perfeccione el modelo de convivencia del país no sólo estableciendo nuevos mecanismos de control y transparencia de los poderes públicos, sino también reforzando los instrumentos que garanticen la igualdad de oportunidades entre los ciudadanos.

DESAFECCIÓN DE LOS CIUDADANOS

Por otro lado, Rivero consideró que los responsables públicos tienen que acometer las reformas que sean precisas para cortar la creciente desafección de los ciudadanos por la política y sus instituciones. "Ese es el camino para que la política siga siendo una herramienta fundamental y no un lastre", subrayó.

Dentro de esas reformas, ve necesario una reforma constitucional del Senado para que sea una "Cámara útil" y refleje "de verdad" los hechos diferenciales de cada comunidad autónoma, en el caso de Canarias, su carácter archipelágico y la lejanía.

Asimismo, cree imprescindible una profundización del autogobierno de las comunidades autónomas, de manera que se evolucione hacia un modelo "asimétrico, defensor de la solidaridad, pero diferente en razón de las peculiaridades de cada territorio".

CANARIAS EN LA CONSTITUCIÓN

En relación a Canarias, el presidente Rivero sugirió que la reforma constitucional contenga la delimitación de las aguas archipelágicas, pues resolvería "cualquier duda" respecto al Derecho Internacional, y deberá establecer el "efecto obstativo" del informe preceptivo del Parlamento autonómico en las modificaciones del REF.

Además, entiende que la Constitución tiene que reconocer la lejanía de Canarias como un hecho diferencial, así como su vocación atlántica y tricontinental, permitiendo nuevas relaciones con países africanos y sudamericanos.

Estas propuestas, según Rivero, permitirían mejorar la solidaridad territorial del Estado y la cohesión social, además de producir un impulso para recuperar la confianza de una ciudadanía "atenazada por la crisis y por la falta de respuestas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies