Roca advierte que un referéndum en Cataluña tiene que ser autorizado por el Gobierno como dicta la Constitución

Publicado 10/07/2018 11:58:56CET

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El padre de la Constitución Miquel Roca ha argumentado este martes que la Constitución española ya prevé celebrar un referéndum en Cataluña, pero que ha de ser "no vinculante" y tiene que estar "autorizado por el Gobierno", como dicta la Carta Magna, que son "las reglas del juego", y ha señalado que "no hay ningún derecho que no tenga amparo en la Constitución".

Así lo ha manifestado ante la prensa minutos antes de pronunciar una conferencia sobre la 'Constitución española, 40 años después', que ha tenido lugar como parte del seminario 'Políticas sociales y libertades públicas en España: constitución, comunicación y ciudadanía' en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid en San Lorenzo de El Escorial.

"El referéndum está previsto. Cualquier referéndum tiene que ser no vinculante y autorizado por el Gobierno, esto es lo que la Constitución dice", ha apuntado Roca, quien también ha argumentado que "hay que respetar las reglas del juego" y que, dentro de este abanico, cualquier idea es aceptable. "Cuando no se aceptan estas reglas, es una actitud anticonstitucional", ha indicado.

En este sentido, y ante la pregunta de si se han de ilegalizar los partidos que quieren romper la unidad de España, Roca se ha preguntado qué quiere decir antisistema y que si Podemos lo es: "Llamad a Pablo Iglesias a ver si él es antisistema o no". "La democracia lo único que impone es que usted piense lo que le dé la gana y diga lo que le dé la gana", ha añadido.

Asimismo, ha apuntado que "el que quiere modificar, lo puede intentar, pero siempre dentro de las reglas del juego". "¿El Partido Republicano puede existir o no? Yo creo que sí", ha añadido Roca, quien ha reiterado que "la expresión de que un partido tenga libertad de ideología es que acepte las reglas del juego".

REFORMAR LA CONSTITUCIÓN

Por su parte, Roca ha señalado que, aunque él "defiende" la Constitución de 1978, está abierto a que se hagan cambios, siempre que la ciudadanía así lo quiera. En este sentido, ha apuntado que una buena reforma pasaría por el Senado, "por el propio desarrollo de las autonomías", porque "no está respondiendo a una función de auténtica cámara de representación territorial".

No obstante, ha llamado a la cautela, porque, según ha señalado, el artículo 9 de la Constitución, síntoma de que la Carta Magna es "progresista", garantiza una "reinterpretación expansiva" de la norma dentro de unas libertades. "Los poderes públicos no están solo obligados a respetar tus derechos, sino que están obligados a remover los obstáculos que impidan el ejercicio de tus derechos", ha añadido.

Asimismo, Roca ha apuntado que "sería un retroceso terrible para España" que la reforma Constitucional se aprobase con un "50,5%", cuando, en 1978, se sacó adelante con el 91,81% de los votos favorables en referéndum y cuando, además, "no hay ningún problema en la coyuntura política actual en España que tenga su origen o su causa en la Constitución".