Royal alaba el "modelo español" de igualdad e incorporará a sus propuestas la Ley de Violencia de Género

 

Royal alaba el "modelo español" de igualdad e incorporará a sus propuestas la Ley de Violencia de Género

Actualizado 16/09/2006 21:48:40 CET

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La dirigente socialista francesa Ségoléne Royal, que aspira a la candidatura de su partido para las elecciones presidenciales de 2007, alabó esta tarde, durante su intervención en la Conferencia Política del PSOE, las políticas de igualdad puestas en marcha por el Ejecutivo español y anunció que incorporará a sus propuestas un proyecto para aplicar en Francia una Ley de Violencia de Género similar a la española.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, le mostró su apoyo sin ambages en su carrera al Eliseo y subrayó su "indignación" cuando se le interponen "objeciones" con los argumentos de la "misoginia".

En una Mesa Redonda en la que también participó la diputada y candidata a la Alcaldía de Valencia, Carmen Alborch, y que moderó la periodista Angels Barceló, Royal destacó que hasta la llegada del PSOE al Gobierno, sólo existía el modelo escandinavo de igualdad, pero que ahora hay un "modelo español" cuyas políticas en esta materia "han sacudido mucho" en otros países europeos y en el seno de otros partidos socialistas.

La precandidata anunció que incluirá en sus propuestas para alcanzar la Presidencia algunas de las leyes puestas en marcha en España, en especial la Ley Integral contra la Violencia de Género, con el objetivo de poner los medios para atajar un mal que en Francia padecen una de cada diez mujeres.

Royal señaló que los socialistas franceses siguen con atención el trabajo en favor de la igualdad de las mujeres que desarrolla el Gobierno español bajo la "vigilancia" de De la Vega. Además, hizo un llamamiento a los países europeos a "alinearse con las legislaciones más progresistas" y a escuchar "la voz de las mujeres" en el proceso de construcción europea". "Mientras las desigualdades perduren la democracia estará inacabada", advirtió.

"Muchas gracias España por darnos este ejemplo, gracias al Gobierno español por decir hoy a los socialistas franceses que se han comprometido en una batalla electoral decisiva y que cambiar la relación de fuerzas es posible por el bienestar de todos", enfatizó.

La política francesa comenzó su intervención exponiendo la situación actual de las mujeres galas. Explicó que Francia tiene una de las tasas de ocupación femenina y de natalidad más altas de Europa, pero que sin embargo es "casi el último país europeo" en tasas de representación política femenina, con un 14 por ciento, que no hay un gobierno paritario y que cuando un gabinete tiene problemas "inmediatamente se opta por echar las ministras". No obstante, se congratuló de que para las próximas elecciones legislativas vaya a haber listas paritarias por primera vez.

Señaló, asimismo, que hay un 20 por ciento de diferencia salarial a favor de los hombres, lo que demuestra que las leyes contra la discriminación laboral "no son suficientes para eliminar los prejuicios" y que "aún queda mucho camino por recorrer". También abogó por impulsar campañas para acabar con el "techo de cristal", esa "frontera invisible" que impide a las mujeres ascender y que hace que sólo tengan una representación del 5 por ciento en los consejos de administración franceses.

"LA PARIDAD NO VA CONTRA LOS HOMBRES"

Royal recordó que durante su etapa como ministra de Familia creó el permiso de paternidad de 15 días y que, en su opinión, este instrumento sirve a los hombres para "reivindicar en el seno de su propia empresa sin ningún complejo el derecho al repartos de tareas". En este punto, quiso dejar claro que "la paridad no se lleva a cabo contra los hombres, porque también ellos pueden sacar algo positivo".

Tras asegurar que los hombres nunca serán "sustituibles" como padres, defendió que la "paridad hace progresar a toda la sociedad" porque beneficia a toda en su conjunto que los niños "comprendan la igualdad". "La reivindicación de las mujeres también se hace para la felicidad de los hombres", proclamó.

Royal recordó que ha sido tres veces ministra, cuatro diputada y preside la región Poitou-Charentes y se mostró convencida de que a un hombre con este currículum no se le cuestionaría su legitimidad para aspirar a la Presidencia de la República francesa. "El problema sin ninguna duda es que tengo cuatro hijos y eso es demasiado. Por eso un eminente socialista preguntó quien se ocuparía de mis hijos cuando presenté mi candidatura", comentó en referencia a las polémicas declaraciones del ex primer ministro francés Laurent Fabius.

RAZÓN PATRIARCAL

Precisamente, la vicepresidenta española comenzó su discurso mostrando su apoyo a Royal en su aspiración a llegar a la Presidencia francesa, elogiando su "compromiso, coraje e iniciativa". "Estamos contigo, nos alegramos de tus avances, nos indignamos cuando vemos que se te interponen en el camino objeciones no con el argumento de la razón, sino con el de siempre, el de la razón patriarcal, el de la misoginia --clamó--. Participamos de la indignación que sientes. Es un lujo compartir contigo esta reflexión y debate".

En apoyo continuo a Royal, la vicepresidenta defendió la democracia paritaria como medio y constató que aún el poder es "masculino". "La mirada sobre las mujeres que están en el Gobierno es una mirada sexista, en muchas ocasiones" comentó De la Vega, que, respecto a la candidatura de la francesa, expuso que, con su caso, se está "demostrando que hay enormes resistencias". "Los éxitos de las mujeres producen recelos", avisó, mostrándose a favor de construir la democracia paritaria con los hombres, implicándoles en la lucha "por la igualdad".

También la candidata a la Alcaldía de Valencia, Carmen Alborch, que participó en el debate, manifestó su apoyo a Royal. "La sociedad nos tiene que poder permitir que tengamos cuatro hijos y seamos presidenta de Francia, como va a ser Segolene", reclamó.

PACTO SOCIAL POR LA IGUALDAD

La vicepresidenta puso énfasis en las leyes de Igualdad y Dependencia promovidas por el Ejecutivo de Zapatero --quién, afirmó, se dice "feminista"-- y declaró que aunque en España ha habido un cambio "profundo y rápido" en los últimos 30 años sobre la situación de la mujer, aún es "incompleto". "La desigualdad que afecta a las mujeres por el hecho de serlo es la que está más extendida en el mundo y es más onerosa, porque cruza las demás desigualdades --se quejó--. Siempre se une la desigualdad que padecen las mujeres por el hecho de serlo".

Remarcó que a las mujeres hay que darles "cuanto antes" absoluta independencia económica y recalcó que, si tuviera que dar un "método", buscaría "un nuevo pacto social por la igualdad" de forma que hombres y mujeres cierren "la puerta a la discriminación y a la violencia".

La ministra de la Presidencia dio algunas cifras: las mujeres representan más del 50 por ciento de la población del mundo y de cada cien personas que viven por debajo del umbral de la pobreza, 70 son mujeres. "De cada cien analfabetos, sesenta mujeres. Cuatro millones de mujeres mueren en el mundo por violencia de género --señaló--. Esto no puede continuar". Para De la Vega, el reto de la violencia de género no está "cubierto" aún en España y es un problema "principal".

También se hizo eco de lo "nerviosos" que se pusieron "los empresarios" con la Ley de Igualdad en lo relativo a la paridad en los Consejos de Administración. "Pero ya van asumiendo que tiene que haber planes de igualdad", indicó. Asimismo, en muchos momentos de su intervención puso de relieve que la desigualdad se produce con mucha más virulencia en las sociedades menos avanzadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies