Rubalcaba ignora si el comando Otazua tenía órdenes de romper la tregua

Etarras del comando de Vizcaya, detenidos
GUARDIA CIVIL
Actualizado 04/03/2011 16:57:27 CET

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado hoy que ignora si, pese al alto el fuego, el 'comando Otazua' estaba actualmente trabajando en la planificación de algún atentado, siguiendo las órdenes de la dirección etarra. En cualquier caso, el ministro se ha felicitado porque, según ha dicho, "de todo lo que le quedaba" a la banda, "este grupo era lo más importante".

"Ignoro si estaban haciendo algo en este momento", ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros donde, sin embargo, ha recordado que aún no han acabado las declaraciones de los detenidos ante la Guardia Civil y ha emplazado a esperar a conocer el contenido del auto que, sobre los arrestados, dictará el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska este fin de semana.

Rubalcaba sí ha reconocido que este 'comando' había hecho información sobre "localidades, Casas del Pueblo (las sedes del PSE) y edificios oficiales", pero ha matizado que fue "hace años". Además, ha reconocido que este grupo de terroristas habían "comprobado información que le había facilitado ETA, probablemente de Francia, sobre un juez y un ertzaintza", pero que rechazaron llevar a cabo estas acciones porque eran "muy difíciles de realizar".

"Con toda la cautela del mundo creo que, de todo lo que le quedaba a ETA, este era el comando más importante y por tanto sí puedo decir, esto sí, que estamos cerca del final (de ETA) más cerca del final con toda seguridad", ha manifestado sobre las detenciones.

Le ha otorgado especial importancia al hecho de que la detención de estos etarras haya permitido esclarecer atentados, "fundamentalmente" el que acabó con la vida del Inspector de Policía Antonio Eduardo Puelles y el brigada Luis Conde.

ATENTADO DE PALMANOVA

"Prácticamente todos los atentados desde 2004 están esclarecidos, los más importantes, excepto Palmanova", donde fueron asesinados dos guardias civiles el 30 de julio de 2009. El resto de atentados tras la tregua se han esclarecido y lo mismo pasará con los de Palmanova.

Además, ha destacado el mérito de la operación debido a que se trataba de un comando de 'legales' --miembros no fichados por las fuerzas de seguridad-- que "llevan una vida aparentemente normal, integrados en la sociedad vasca". Según ha dicho "un comando de 'legales' es siempre muy peligroso", ha insistido recordando como el atentado de Burgos "podría haber sido una masacre".

Ha declinado responder a Aralar y a EA, que piden que cesen las detenciones de etarras. "No he leído el comunicado y no comento lo que no leo", ha dicho.