Rudi defiende que Rajoy no avance medidas hasta saber el déficit real

Luisa Fernanda Rudi
RTVE
Actualizado 05/12/2011 12:48:31 CET

ZARAGOZA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha defendido la actitud del líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, que "está esperando a ver qué cifras se encuentra" antes de desvelar sus planes políticos. Asimismo, ha subrayado que en economía es imprescindible la confianza.

Rudi ha sido este lunes la invitada en 'Los desayunos de TVE'. "Yo hice un traspaso de poderes perfecto y no conocí las cuentas hasta que hice una auditoría", ha dicho Rudi, ejemplificando así la necesidad de que Rajoy espere a conocer todos los detalles de las cuentas públicas antes de plantear medidas económicas.

Según la presidenta aragonesa. "una cosa es que se sepan las grandes líneas, y otra es ver, cuando se cierre el ejercicio 2011, cuánto se ha recaudado y las obligaciones adquiridas". Ha asegurado que "Rajoy nos lo dijo el otro día, y a puerta cerrada", durante la reunión con los presidentes regionales del PP, y ha añadido que "ni siquiera Zapatero puede conocer las cuentas hasta que se cierre el ejercicio".

Por otra parte, Rudi es partidaria de que el próximo presidente del Gobierno presente su proyecto en la sesión de investidura. Ha afirmado que, si las elecciones se hubieran celebrado en septiembre, "ahora tendríamos Presupuestos aprobados y un proyecto económico de futuro".

No obstante, ha insistido en que "por respeto a las normas democráticas", Mariano Rajoy debe explicar su proyecto en el debate de investidura "ante la soberanía nacional". Rudi también ha apuntado que las políticas irán en "la línea general de contener el déficit" y con el compromiso de "respetar el gasto social".

"LA CONFIANZA, IMPRESCINDIBLE"

Luisa Fernanda Rudi también se ha referido a las dos grandes citas que se celebran esta semana en el ámbito de la Unión Europea: la reunión del PP europeo, y el Consejo Europeo. A su juicio, "en economía la confianza es imprescindible", por lo que ha considerado que hay que transmitir esa idea, tal y como hizo el Gobierno español en 1996, cuando "nadie daba un duro porque España entrara en el euro".

Para lograrlo ha recordado que el primer compromiso es el control del déficit, "que no es una condición suficiente, pero sí necesaria", porque como se ha visto estos años "generando déficit no se ha reactivado la economía".

Sobre la apuesta del PP en servicios fundamentales como la Sanidad, la presidenta del Ejecutivo aragonés, ha reiterado que "las administraciones estamos obligadas a garantizar el servicio público de calidad". Los ciudadanos quieren que las pruebas médicas "se hagan cuanto antes y bien", sin importar que sea en un hospital público y privado, ha añadido.

Por eso ha defendido la existencia de convenios entre los hospitales públicos y el sector privado, para llegar a

"hospitales de gestión combinada", donde lo privado no afecta a los servicios médicos, sino al mantenimiento. El objetivo, ha destacado, es la "eficacia y eficiencia del gasto" empleando para ello "todo el potencial sanitario de una zona, público y privado, con la Administración como garantía de calidad, y con un mayor control".

AJUSTES

Luisa Fernanda Rudi ha admitido que Aragón no cumplirá este año el objetivo de contención del déficit, porque "nos vamos a ir a un déficit del 2,6%", debido a la falta de ingresos y a algunos gastos mal presupuestados en las anteriores cuentas regionales.

"Más que de recortes me gusta hablar de ajustes", ha aclarado Rudi al avanzar algunos de sus planes, basados en unos Presupuestos que presentará en unos días "un poco a ojo", ha señalado, "porque no hay datos de los Presupuestos Generales del Estado ni decreto de prórroga".

La presidenta aragonesa ha destacado su "compromiso de mantener el gasto social" y ajustar en otros aspectos: amortización de plazas vacantes, reducción del empresas y organismos públicos, venta de patrimonio, entre otros.

También ha insistido en dos de sus compromisos electorales: la puesta en marcha en esta legislatura de los Hospitales de Teruel y Alcañiz, y la oposición a cualquier trasvase de agua que sea negativo para Aragón.