El "ruido" impide a los taquígrafos registrar las frases que se cruzaron los diputados en la última bronca del Congreso

 

El "ruido" impide a los taquígrafos registrar las frases que se cruzaron los diputados en la última bronca del Congreso

Actualizado 22/06/2006 16:53:12 CET

Zaplana vuelve a censurar a Marín y afirma que "tampoco pasa nada" por que haya "un poco de alboroto" en la Cámara

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los taquígrafos del Congreso fueron anoche sonoramente derrotados por los diputados hasta el punto de, según recoge el Diario de Sesiones, se vieron incapaces de registrar las frases que se cruzaron socialistas y 'populares' de una a otra bancada en la última bronca registrada en el hemiciclo, que tuvo lugar anoche.

Los incidentes referidos, que hasta hoy son los últimos, se produjeron en la sesión de control de ayer a raíz del agrio cruce de acusaciones que anoche mantuvieron el ministro José Montilla y cuatro diputados del PP.

En uno de esos debates, la parlamentaria por Barcelona Dolors Nadal afirmó que Montilla se ha "embolsado mil millones de pesetas" con el crédito condonado por La Caixa al PSC y "ha orquestado a los matones que han ejecutado la violencia" contra el PP en la campaña del referéndum del Estatut. Tanto el propio ministro como el portavoz del Grupo Socialista, Diego López Garrido, y el presidente del Congreso, Manuel Marín, pidieron la retirada de esas acusaciones pero la diputada se negó.

Por orden de la Presidencia de la Cámara, en el Diario de Sesiones publicado hoy ha desaparecido la acusación de los "mil millones", aunque sigue constando lo relativo al supuesto control de "los matones" por parte de Montilla.

"DALE, QUE LES DUELE"

Ese Diario de Sesiones, recogido por Europa Press, está también salpicado de los numerosos "rumores" y "protestas" que protagonizaron los dos grupos mayoritarios durante los incidentes. Los del PP animaban a Dolors Nadal --"¡Dale, que les duele!", dijo una diputada, mientras que los socialistas golpeaban sus escaños con las manos.

La algarabía era tal que, en un momento dado, los taquígrafos se rinden: "El ruido reinante en el hemiciclo hace imposible entender las frases que se cruzan los señores diputados", se registra en el Diario de Sesiones.

Más adelante, cuando López Garrido y Marín pidieron la rectificación a Nadal, se recrudecieron las "protestas" y los "rumores". "¡Qué morro tiene!", le soltó al presidente del Congreso la diputada del PP Ana Belén Vázquez.

Y cuando el portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, trató de intervenir y chocó nuevamente con la negativa del presidente del Congreso, el Diario de Sesiones registra expresiones como las de los diputados del PP Vicente Martínez Pujalte --"¡Échenos! ¡Que venga el juez!", y Rafael Hernando --"¡Esto es una censura!"--.

ZAPLANA VUELVE A ACUSAR A MARÍN DE PARCIALIDAD

Esta mañana, Zaplana volvió a cuestionar en rueda de prensa a Marín, al que acusa de buscar "protagonismo", de no conocer la Cámara y de ser "absolutamente parcial" en favor de los socialistas y en contra del PP. "Es una constante en esta Legislatura", proclamó, reiterando otra vez sus quejas por el tiempo de intervención del que dispuso Mariano Rajoy en el último Debate sobre el estado de la Nación.

El portavoz del PP defendió a su diputada Dolors Nadal asegurando que ayer utilizó "expresiones muchísimo menos duras" que en anteriores ocasiones e insistió en que Marín no debió dar la palabra a López Garrido porque el aludido no era el Grupo Socialista, sino el ministro personalmente. "En la Cámara tampoco pasa nada por que de vez en cuando haya un poco de alboroto. No hay que rasgarse las vestiduras", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies