Rull y Romeva modifican su estrategia para reprochar a Llarena la politización de la causa del 'procés'

Publicado 17/04/2018 14:50:56CET

Forn defiende junto a sus compañeros que no hubo violencia en su actuación aunque reitera que acata el 155

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las declaraciones indagatorias celebradas ante el instructor del caso por el 'procés' en el Tribunal Supremo Pablo Llarena han evidenciado el cambio de estrategia de varios de los investigados una vez se ha hecho público el auto que los procesa por delitos de rebelión y malversación. Así, los exconsejeros Josep Rull y Raül Romeva han utilizado su comparecencia de este martes para reprochar al magistrado la vulneración de sus derechos y la politización del procedimiento judicial, mientras que el tercer compareciente, el exconsejero de Interior Joaquim Forn -en prisión desde noviembre- ha sido más templado rechazando la existencia de violencia y reiterando que acata la aplicación del artículo 155 y renuncia a la política.

Rull y Romeva, según fuentes presentes en la declaración, han actuado en esta ocasión del mismo modo que hicieran ayer el exvicepresidente Oriol Junqueras y los que fueran líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural Jordi Sánchez y Jordi Cuixat, quienes frente a declaraciones anteriores de sometimiento a la legalidad optaron por reprochar ante el instructor de ausencia de separación de poderes en España.

Por su parte, el juez Llarena les ha respondido al finalizar su intervención que no hay "nada escrito" en este procedimiento y que de hecho, y pese a que muchas informaciones periodísticas anunciaban lo contrario, algunos de los investigados desde el principio no han sido procesados y de los que sí lo han hecho, una parte no lo han sido por rebelión, sino por otros delitos.

CITAN A MONTORO

Además, y según otras fuentes presentes en la diligencia, tanto Forn como Rull han aludido a las afirmaciones del ministro Montoro diciendo que no se ha gastado dinero público es un "argumento de autoridad" que van a utilizar porque él sabrá lo que se ha gastado porque tiene "exclusivo control". Han recordado que se trata de lo mismo que en su día dijo ya en el Congreso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Josep Rull ha sido el más duro en su intervención ante el magistrado al manifestar que tiene el convencimiento de que el juicio será "un mero trámite". Ha dicho también que ninguno de ellos sería juzgado en este procedimiento si el independentismo no hubiera ganado las elecciones en Cataluña.

"Vemos el rayo en las tinieblas en algunos países del norte de Europa dónde existe una clase de Justicia mejor que está", ha manifestado Rull citando a Salvador Espriu ante el juez, que le acusa de participar en múltiples reuniones definitorias de la estrategia independentista y apunta que, tras el referéndum ilegal, impidió que un ferry destinado a acoger a policías atracase en el Puerto de Palamós (Gerona).

Para Rull, la justicia española actúa movida por presiones políticas. Como ejemplo se ha referido a los "oráculos" del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) quienes, al igual que el ministro de Justicia Rafaél Catalá han ido vaticinando lo que iba a ocurrir con los procesamientos, las fechas de las decisiones del instructor e incluso han adelantado términos de la sentencia, que a su juicio "ya está escrita". Ante estas afirmaciones, el instructor Llarena ha señalado que "tomará nota", según fuentes presentes en la diligencia.

En otro momento de su declaración el exconsejero, según las mismas fuentes, ha mirado directamente a la cara al juez Llarena para acusarle de seguir la hoja de ruta del ministro Catalá y ha dicho que él va a seguir siendo independentista, por sus hijos, para que no vivan en un país en el que vas a la cárcel por tus ideas.

EL FERRY DE PIOLÍN

Sobre el documento Enfoncats, aprehendido en el domicilio de José María Jové, clave en la instrucción de la causa, ha dicho que era un mero programa electoral, y se ha quejado de que se le procese por asistir a reuniones independentistas sin concretar cuáles fueron y por haber impedido el atraque del ferry cuando dice que el barco no pidió atracar en forma ni reunía las condiciones para hacerlo.

Sobre este asunto, ha indicado también que el popular barco pintado con el dibujo animado de Piolín no dio información de lo que iba a hacer y que incluso la propia Capitanía Marítima de la Administración del Estado le impidió fondear fuera del puerto, por lo que tuvo que irse a Barcelona.

ROMEVA

Rull ha sido el segundo en comparecer este martes, tras el exconsejero de Interior Joaquim Forn. Sobre las 12.10 horas ha dado comienzo la indagatoria del exconsejero de Exteriores Raül Romeva, quien también ha señalado que el procedimiento contra el proceso soberanista no es legítimo y responde a la persecución de ideas políticas. En este sentido, ha dicho que este conflicto debe resolverse desde la voluntad política y que depende del Gobierno central.

Durante su comparecencia, que ha durado unos 45 minutos, ha dicho que su partido ERC, ha defendido durante años un programa independentista que es legal y que se pretende "criminalizar". Asimismo, ha defendido ante el juez instructor que Cataluña tiene legitimidad para ejercer el derecho a la autodeterminación, señalando que así lo recoge la Declaración de Derechos Civiles y Políticos y en la jurisprudencia internacional.

El que fuera responsable de la Consejería de Exteriores, que ha reiterado --como ya ha hecho en otra ocasión ante Llarena-- que es una persona cuyo currículum se basa en la "cultura de la paz", ha subrayado que la independencia se persigue por medios pacíficos y ha destacado que la única "violencia" que hubo durante la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre fue policial y que ésta fue "desproporcionada".

Para Romeva, una votación popular no puede ser reprimida por la fuerza porque su celebración no es ningún delito, han apuntado las fuentes presentes en la declaración. En cuanto al departamento que dirigió ha apuntado que otras comunidades autónomas tienen las mismas competencias en esta materia y ha negado haber asumido alguna competencia propia del Estado, como mantener relaciones consulares.

Romeva también ha denunciado que ha sido encarcelado y enjuiciado por un tribunal sin competencia, pues, a su juicio, el Tribunal Supremo es un órgano superior para presentar recursos, no para investigar causas. Es más, ha recordado que está siendo investigado también por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que instruye los preparativos del 1-O.

DERECHOS DE LA INFANCIA VULNERADOS, SEGÚN ROMEVA

En este sentido, además de afirmar que por ello su derecho a la defensa está siendo vulnerado, se ha quejado de que se le está privando de sus obligaciones con derecho de la infancia puesto que no puede ver a sus hijos desde el pasado 23 de marzo cuando tuvo que volver a ingresar en la prisión de Estremera.

Por contra, el exconsejero de Interior Joaquim Forn, que lleva más de cinco meses en prisión, no ha utilizado dicha estrategia de reproche al magistrado y se ha dirigido a él de una forma muy similar a anteriores comparecencias, insistiendo en que ningún momento propició la violencia en relación con los hechos investigados y su voluntad de abandonar la política -incluso la municipal- y de acatar la aplicación por el Gobierno del artículo 155 de la Constitución.

Además de reiterar lo dicho en anteriores comparecencias, y contestando sólo a preguntas de su letrado, el exmandatario ha solicitado una medida menos gravosa que la prisión incondicional para poder preparar su defensa de cara al juicio.

Este miércoles 18 de abril será el turno de Jordi Turull (Presidencia), Dolors Bassa (Trabajo), --acusados por los mismos delitos-- y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, a la que sólo se le atribuye rebelión.