Sáenz de Santamaría dice que el PP aplaudió a Rajoy por "dar la cara sin disimulos"

Soraya Saénz de Santamaría
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 19:53:06 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado este viernes que los aplausos del Grupo Popular en el Congreso el día que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, adelantó los nuevos recortes no se debieron a los anuncios sino a que el presidente estuvo "dando la cara, sin disimulos y sin disfrazar ninguna de las medidas".

"Por esa decisión valiente de asumir las dificultades, sin disimulos y sin demagogias, fue arropado por su partido, porque es difícil encontrarte un país en una situación peor de la que esperas, tener muchas dificultades dentro y fuera y saber que tu obligación es hacer lo que tienes que hacer, aunque no te guste y sepas que estás pidiendo un gran esfuerzo, y hacerlo dando la cara, sin disimular y sin disfrazar ninguna de las medidas", ha señalado Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Tras reconocer que el Gobierno ha tomado decisiones que no figuraban en el programa electoral del PP, la vicepresidenta ha afirmado que los recortes se deben a que "no había otra posibilidad de sacar adelante un país que, lejos de tener un 6 por ciento de déficit, se encontró con tres puntos más".

Así pues, ha vuelto a reprochar al anterior Gobierno el porcentaje de déficit que dejó porque "si el déficit hubiera sido del 6 o 6,5 por ciento, no se hubieran adoptado" estas medidas "de ninguna de las maneras". "Tres puntos de déficit de diferencia es mucho dinero que hay que ajustar de acuerdo con las exigencias europeas", ha apuntado.

NO MENCIONA A ANDREA FABRA

Al ser preguntada por las críticas que ha recibido el Grupo Popular por los aplausos que dirigió a Rajoy cuando anunció los recortes el pasado miércoles, así como el comentario de la diputada Andrea Fabra, Sáenz de Santamaría ha obviado este último aspecto y ha respondido que "a veces" se tiene que "abdicar de determinadas cuestiones porque, si se trata de salvar al país y salvar su economía, a veces hay que hacer cosas que son dolorosas pero necesarias".

"Y no las disfrazó ni las disimuló, planteó la dificultad del momento, la dificultad de él mismo al adoptar esa serie de medidas, pero la decisión firme e irrevocable de hacerlas, cumpliendo con su obligación de presidir un país en uno de sus momentos más difíciles", ha añadido.

La vicepresidenta ha manifestado que "ojalá" el Gobierno no hubiera tenido que tomar medidas como las anunciadas por Rajoy el miércoles, si bien ha insistido en que el jefe del Ejecutivo ha tomado una "decisión valiente" por "asumir las dificultades y pedir a los ciudadanos un esfuerzo, sin disimulos y sin demagogias" y que por eso "fue arropado por su partido".