PNV pide a Zapatero que "no sea cómplice del Gobierno marroquí" y actúe "con justicia" con Haidar

Actualizado 04/12/2009 19:03:51 CET

BILBAO, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, solicitó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "no sea cómplice del gobierno marroquí" y que actúe "con justicia" con la activista saharaui Aminetou Haidar y con "el pueblo del saharaui".

En un comunicado, la formación vasca expresó su "preocupación" por el estado de salud de Aminetou Haidar y explicó que las parlamentarias jetzales Lorea Leanizbarrutia y Nerea Antia, que la visitaron esta semana, comprobaron que "está muy débil", si bien "sigue trasladando sus ideas con fuerza y determinación".

El presidente del EBB, Iñigo Urkullu, considera que el gobierno marroquí "ha arremetido contra una defensora de los derechos humanos reconocida internacionalmente y que siempre ha actuado de forma pacífica". "La ha indocumentado y la ha desterrado por defender la libertad de su pueblo", destacó.

En este sentido, lamentó "la actuación del Gobierno español en este caso, por haber permitido entrar en su territorio a una persona que no estaba documentada, para hacer un favor al gobierno de Marruecos".

En este contexto, instó al Gobierno central, a la Unión Europea y a la comunidad internacional en general a "hacer lo posible para solucionar este problema". El presidente del PNV advirtió de que "el tiempo corre y la situación de Aminetou es crítica".

Por ello, Urkullu pidió a José Luis Rodríguez Zapatero que "no sea cómplice del gobierno marroquí, que sea digno del puesto que ocupa, y que actúe con la justicia que Aminetou y el pueblo del Sáhara Occidental reclaman".

"VIOLACIÓN DE DERECHOS"

"Pedimos al Estado español que ejerza con determinación la tutela que le corresponde sobre el territorio y sus legítimos habitantes, que abogue con firmeza por el respeto de los Derechos Humanos y la descolonización", afirmó.

Asimismo, reiteró su rechazo "rotundo" a la actuación del Gobierno marroquí en este caso y señaló que "el único delito" de Aminetou Haidar "fue poner en el impreso de entrada que su país es el Sáhara Occidental, no Marruecos".

Tras condenar "la violación de los derechos humanos que ejerce Marruecos en los territorios ocupados del Sáhara occidental", reclamó que "se dé cumplimiento a la legalidad internacional y a las resoluciones de la ONU con respecto al Sáhara Occidental".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies