Sánchez anuncia otro 155 si Torra vulnera la ley y la supervisión de las cuentas para evitar estructuras paralelas

394161.1.644.368.20180515130120
Vídeo de la noticia
Actualizado 15/05/2018 17:20:45 CET

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Acusa a Rivera de haberse "aznarizado", usar el tema de Cataluña para "arañar" votos y no tener "propuestas políticas"

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha garantizado este martes que se volverá a aplicar el artículo 155 de la Constitución si el nuevo presidente de la Generalitat, Quim Torra, vulnera la legalidad. Mientras, ha adelantado que se mantendrá una estrecha vigilancia de las cuentas públicas catalanas para evitar que se destinen fondos a objetivos independentistas.

Sánchez ha comparecido en rueda de prensa en la sede socialista de Ferraz después de la reunión mantenida con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para analizar la situación de Cataluña en la que han pactado cinco puntos para hacer frente al discurso "frentista y xenófobo" de Torra.

En este sentido, ha dado por seguro que volverá a aplicarse el artículo 155 si la nueva Generalitat vulnera la Constitución y el Estatut. A su juicio, ahora el debate es "qué 155 se aplica" en función de los pasos que dé Torra. En cualquier caso, ha subrayado que la respuesta será "serena pero firme, pactada y proporcional".

El líder socialista cree que el Estado ha demostrado "tener sabiduría" ante "tanta irresponsabilidad" del independentismo y por ello no dudará en actuar ante cualquier "intento de quiebra unilateral" del orden constitucional. Y ha puesto el foco en el anuncio del nuevo presidente de la Generalitat de promover la organización de una asamblea de cargos electos paralela al Parlament o a la creación de un gobierno catalán en el exilio.

"No hay dos legitimidades, sólo hay una legitimidad, la que emana de la Constitución, del Estatut y de las instituciones que están reconocidas y recogidas en el Estatut. No va a haber ninguna institución paralela que se pueda crear por parte del bloque independentista tal y como Torra está anunciando durante las últimas horas", ha garantizado.

Sánchez ha explicado así que la aplicación del artículo 155 decaerá cuando se constituya un nuevo gobierno de la Generalitat, como recoge el acuerdo del Senado, pero ha dado por seguro que volverá a ponerse en marcha esta prebenda constitucional si Torra lleva a cabo sus planes unilaterales.

Eso sí, ha adelantado que la medida tendrá "una naturaleza distinta", dando a entender que no volverían a convocarse elecciones autonómicas porque "la realidad es distinta".

En este punto, no ha profundizado sobre las consecuencias legales que tendría la posibilidad de que Torra nombrase consellers a personas que están en el extranjero huidas de la justicia o en prisión. Aunque sí que ha dicho que sería "reprochable" desde el punto de vista político.

Mientras, "hasta saber exactamente el camino del nuevo presidente de la Generalitat", Rajoy y el líder socialista han acordado "mantener la supervisión" sobre el uso de los fondos públicos por parte de la Generalitat para garantizar que se destinen a "políticas vinculadas con el bienestar y el progreso".

Pedro Sánchez ha recordado que esta medida viene del año 2015 y ha sostenido que se trata de un acuerdo que "implica acción e iniciativa" como prueba de que el Estado "pone los dos ojos" en el adecuado uso de los fondos públicos.

Rajoy y el secretario general del PSOE han acordado además trasladar este mensaje fuera de España para hacer frente al discurso "xenófobo y supremacista" de Torra. Sánchez ha subrayado que esta postura "no refleja en absoluto" los valores de la sociedad catalana ni tampoco los de la Unión Europea.

PEDIR LA COMPARECENCIA DE TORRA EN EL CONGRESO

A su juicio, la situación de Cataluña requiere una respuesta "política" y por ello ha hecho un llamamiento al resto de formaciones políticas a unirse a la Comisión sobre el modelo autonómico abierta en el Congreso.

Además, ha anunciado que el Grupo Socialista pedirá la comparecencia de Torra ante esta comisión para que explique "su visión sobre la España autonómica y sus propuestas para recuperar la normalidad constitucional que se necesita en Cataluña".

El líder socialista ha querido así enviar un mensaje de "confianza, calma y serenidad" a la sociedad porque, según ha insistido, el Estado ya ha demostrado ser "firme y fuerte" para responder a cualquier desafío que planteen los independentistas de manera "serena, contundente y proporcional".

A su juicio, uno de los "principales valores" de esta postura es el consenso de PP y PSOE, momento en el que ha aprovechado para llamar a Unidos Podemos a abandonar la defensa del derecho de autodeterminación y pedir a Ciudadanos que cese sus críticas y se sume al acuerdo.

¿QUÉ HA HECHO CIUDADANOS ESTOS MESES?

Sánchez ha sido muy duro en su intervención con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a quien ha acusado de seguir los pasos del expresidente del Gobierno José María Aznar utilizando el tema de Cataluña para "arañar" votos en el resto de España.

En este punto, ha preguntado a Ciudadanos "qué ha hecho durante los últimos meses" para evitar un gobierno independentista, habiendo sido el partido más votado en las elecciones del 21 de diciembre. "Aquellos que ganaron las elecciones y rechazaron presentarse a la investidura ahora se rasgan las vestiduras porque el bloque independentista forma gobierno", ha reprochado.

A su juicio, esta actitud viene de que Rivera "no tiene interiorizado que son un partido de Gobierno". "Algunos viven de la excepcionalidad para esconder su falta de propuestas políticas. A día de hoy desconocemos cuál es su propuesta", ha censurado asegurando que él reserva para la esfera privada sus críticas a Rajoy. "Ha habido veces que me he tenido que morder la lengua. Pero me la he mordido. No lo he hecho público pero sí lo he dicho en privado. Eso es lo que se espera por la ciudadanía en cuestiones como esta", ha insistido.

PIDE A PODEMOS QUE RECONSIDERE SU POSICIÓN

En cuando a Podemos, ha pedido a su líder, Pablo Iglesias, que "reconsideren" su postura y "abandone el derecho a la autodeterminación como una de sus principales prioridades en política territorial". A su juicio, el referéndum del 1 de octubre demostró que sólo era una vía para el secesionismo y "hay que aprender de lo sucedido".

Sánchez cree "sería sustancial" que Podemos retirara su reconocimiento al derecho de autodeterminación porque con ello está "haciendo un flaco favor" al ordenamiento constitucional y la defensa de la soberanía nacional.